María Isabel González

Cargando...

La música es su pasión. Fue profesora hasta los 70 años y sigue tocando el piano todos los días. Conoce y es conocida por infinidad de hellineros que pasaron por sus aulas.
Participó en la película  “Amanece que no es poco” en el personaje de la pianista, y cuenta que fue una gran experiencia.

Fecha de entrevista: 22/02/2017

Comarca: Campos de Hellín
Municipio: Hellín
Provincia: Albacete
Pais: España
Año Nacimiento: 1936
Género: MUJER

 

- Buenos días Marisa - Buenos días - Un placer estar aquí con usted esta mañana - Igualmente, igualmente - Díganos por favor su nombre y sus apellidos. - Pues me llamo María Isabel González Catalán. Me dicen Marisa, son las Maria Luisa pero empezaron a decirme Marisa y me dicen Marisa. - ¿Dónde nació? - Nací aquí en Hellín. - ¿Y la fecha de nacimiento? - El 29 del 7 del 36 - Principios de la Guerra Civil - Si claro. - Año duro - ¡Como no lo viví, que estaba recién nacida!. - ¿De dónde eran sus padres?

-  Pues mi madre era de aquí de Hellín, además muy hellinera y mi padre era de Badajoz, de Zafra, de donde, el Conde de la Corte de los Toros. Vino aquí al Banco Español de Crédito y se casó con mi madre y aquí se quedó, ¡muy querido por todo Hellín!

- ¿Y su familia? ¿eran muchos hermanos? - ¿Míos? - Si - Pues yo tenía dos y yo tres, dos hermanos y yo. - ¿Y qué recuerdos tiene de su infancia aquí en Hellín? - Pues que fui muy feliz, mis padres eran buenísimos y viví en un ambiente muy bueno, fui muy feliz. Que yo tengo un hermano que se ha muerto y cuando lo nombro siempre lloro porque no sé porque los hermanos se quieren muchísimo, vivimos muy felices. - ¿Y cómo fue su infancia aquí en Hellín? ¿La escuela? ¿A qué sitios fue? - Si, fue muy bonita, muy bien, muy bien porque todo me salía bien gracias a dios. - ¿Era un colegio público? - Era sí…era el Colegio de la Compañía de María, que fui desde muy...que fueron mis padres, mi madre era, fue mi marido, un colegio muy emblemático aquí en Hellín y yo fui al Colegio de la Compañía de María.

- ¿Y hasta que edad estuvo en el colegio? - Pues en el colegio estuve pues hasta que tenía dieciséis años o así porque luego me fui a Murcia para hacer la carrera de Música, vamos empecé aquí, empecé aquí pero luego la terminé en Murcia.

- ¿Y cómo es que se fue a Murcia en esos años no era habitual y menos en una mujer, ir a estudiar fuera? - Claro, ir a estudiar fuera. Pues mira, primero fui  a  Madrid, me matriculé en Madrid y fui a Madrid a hacerla los primeros cursos de música, pero la monja que me guió para eso dice "debes de cambiar la matrícula a Murcia porque está mucho más cerca"; porque cuando fui a Madrid para preparatorio y primero de solfeo estuve casi una semana en un Hotel, porque no había mucha gente y en Murcia fue más cómodo. - ¿Y cómo es que sus padres le dejaron emprender esos estudios? -Anda pues si supieras lo que pasaba, que fui a Murcia, que a lo mejor tenía catorce años  o los que tu…o quince o los que tuviera y fui a Jesús María, que es un colegio que había en Murcia y yo veía rarísimo que para la hora de música quedabas fuera del colegio porque aquello era una residencia, nada más que una residencia y allí no daban la música, iba al Conservatorio e iba a una profesora particular, y venía una monja conmigo toda la hora, hasta que ya que tenía diecisiete años y dije "Papá yo voy a ir sola a dar la clase, porque la monja al lado mío esperando que yo diera la clase…no" no lo veía yo, eran otras maneras de vivir.

- ¿Y eso por qué fue, por que le vieron que tenía usted muchas dotes para la música? - Pues se ve que sí. Yo empecé, mi madre tocaba el piano, en la casa siempre ha habido piano y yo empecé así y entonces había como un profesor, maestro de música que era Aguilar y era amigo de mi padre y dijo mira…”a la nena le vas a enseñar el piano ya que”...pero claro empecé, así cuando era más pequeña y después ya fui al colegio. Al llegar al colegio, que por cierto fíjate, como el que dice a ver cosas, pagaba por ir al colegio sete...mmm...quince pesetas y mis hermanos quince pesetas cada uno y por las clases que recibo ¡y por las clases particular de piano setenta y cinco! Yo lo veo…lo veo un disparate, entonces cuando fui al colegio empezamos a tocar con las monjas aquella que vino, que era la Madre Villalondo, una monja estupenda y me dijo Marisa, porque no te examinas y vas a Albacete y vas a  Madrid y te examinas y tal y cual, otras amigas mías que también daban pues a esas no les dijeron que se examinaran. - ¿Y hasta qué edad estuvo usted estudiando en Murcia? - En Murcia pues hasta que, hasta los dieciocho o diecinueve, porque me case muy joven - ¿Y ya retorna a Hellín? - Claro, pero entonces te ibas y no venías los sábados como ahora ni nada, estabas allí sábados y domingos y todo. - ¿Y vuelve a Hellín y qué...? - Y vuelvo a Hellín y ya me caso - Y se casa con su marido - Que por cierto me casé….pero fuimos a comprar el traje a Madrid y mi madre se rompió el tobillo y tuve que atrasar la boda y todo. Yo me casé, no había cumplido veinte y un años. - ¿En qué año era? - En el 57 me parece que fue o 58, hace muchísimo tiempo. - ¿Y cuántos hijos tuvo Marisa? - Tres - Tres hijos - Lázaro, Ana Isabel y Aurelia - Que creo que uno es pianista también… - Si, si, da clases en el Conservatorio y da conciertos y vamos toca en algunos sitios y tocamos mucho a cuatro manos, ¡es un ambiente musical el que hay en mi casa de miedo! - Porque usted se ha dedicado también a la docencia toda la vida… - Yo me casé y nada no hacía nada, pero luego me dijo una amiga dice "oye si en los Institutos dan clase" digo "¡dices!" dice "si" digo "uy pues voy a ver" y me fui a Murcia con mi hermano que estaba aquí que quería comprarse una gabardina y voy a Murcia y digo "voy a ir al Conservatorio, a ver que dicen". Claro tenían la carrera terminada aunque me casé, yo me casé y terminé la carrera antes de casarme y fui al conservatorio y no me había sacado el título ni nada y dice "Si, si, a ver como se llama tal y cual, dentro de quince días tiene un título en su casa" claro cogí el título y entonces lo lleve y me dijo el director "¿Dónde has hecho la carrera en Murcia o en Albacete?" digo "en Murcia" dice "Ah, es que si es en Albacete no es grado superior, no podrías dar clase en un Instituto, claro pero así sí" entonces me coloqué allí en el Instituto y ya te digo hubiera pagado yo en vez de que me pagaran, porque  me encantaba, he dado clase a todo el pueblo, porque solamente estaba yo de música muchos años. Mira el nocturno, el diurno, los pueblos del transporte, ¡en todos sitios que voy me conocen!

- ¿Cuantos años ha estado trabajando? - Pues desde el setenta y cinco hasta hace diez - Toda una vida - Toda una vida dedi...y por eso llamé por teléfono a la Delegación cuando tenía sesenta y cinco, yo decía: "ay que me digan que puedo seguir, ¿Puedo seguir dando clase?" dice "claro si señora, ya lo creo"; llegué a los 70. Digo ahora para decirlo otra vez, ya tengo 70 y dice "ahora ya no, ahora ya es obli...ahora ya es jubilación forzosa", entonces fui a Toledo, muy bien, muy bien, las manos, esto lo otro, iba yo encantada de la vida, pero me dio lástima. - ¿Y por sus manos entonces han pasado muchas generaciones de hellineros? - De Hellín he tenido alumnos que ahora son directores, he tenido que son médicos, he tenido buuuuh, ¡no sé si a este que hay aquí le di también!

- ¿Y alguna diferencia así a destacar entre las generaciones de hace unos años y la generación de los jóvenes de ahora? - Hombre pues claro sí, al principio Doña Marisa, a mí me da igual que me digan Doña Marisa que me digan Marisa, pero luego ya tenían más confianza y ahora me dicen las compañeras ¡madre mía Marisa si dieras ahora verías la diferencia que hay! si mucha diferencia. - Creo que me han comentado a mí que participó usted en una película. - Amanece, que no es poco. - Amanece, que no es poco - Si hija si - Bien bonita - Bien bonita - Y como fue aquello, cuéntenoslo Marisa - Pues mira yo fui a una boda a Madrid, y tenía un primo de mi marido Baldomero Falcón, que tenía una finca en Mugías al lado de Albacete, y al venir de la boda pasamos a verlo y dice "Ay Marisa si vieras que están haciendo una película en Liétor" y digo "Ay a mí me gustaría ir a verla" dice "Tú no puedes ir Marisa" y digo "¿por qué?" y dice "pues porque eso es, pues porque eso es mmm...para los que hacen la película, allí no te van a dejar entrar" pues con lo que me gustaría ver eso y me fui a casa, y a los 4 o 5 días, fue una amiga mía muy amiga mía Mª José Rubio al campo, que estaba yo en el campo, dice "Marisa ha llamado Elisa Belmonte que quiere que la acompañes a una película que están haciendo" digo "¿dices?" dice "claro que dice que, que vayas tu"; digo pero yo estaba en el campo, iban a comer a casa, iban a comer con mi cuñado Lázaro, iban a comer unos señores de Guardia Civiles y mucha gente y digo "ay yo no puedo irme", dice mi hija "vete porque yo me quedo", entonces fuimos, fui a la película y le dije a este "mira decías que no iba a ir y voy hasta a actuar".

- ¿Y cuál fue su personaje? - La pianista - La pianista - La pianista, que por cierto me vio José Luis Cuerda y digo “¿y que trajes me llevo?" y dice "pues te llevas los trajes de la boda de tus hijas" y me los llevó y dice José Luis Cuerda "menuda sastra me lleva ¿Esta es la pianista?" dice “la pianista con su vestuario” yo me quede…y entonces dijo "ah sí, muy bien, muy bien, pues si me gusta, esto tú ya...la peináis como va" yo siempre he ido peinada igual, y dice "la peináis como va” dice porque yo he ido toda la vida igual así peinada, dice “la peinas así que ella va muy bien” y a Elisa Belmonte le dijo "No, tu recógete el pelo" dice Elisa "es que yo no quiero, a mi gusta peinada con el pelo suelto" dice "a ti te hacen el moño" y allí poniéndonos todas las luces…¡yo lo pasé de miedo y fue una experiencia muy buena! Me ha gustado muchísimo, he ido luego a muchas cosas con José Luis Cuerda, hemos hecho en Albacete ruedas de prensa de esas que ponen la película y hablando, muy bien, para mí una experiencia muy buena porque cuando le digo al mundo que va a trabajar a la casa "¡soy la pianista!" "¡uh cuando se lo diga a mi mujer!" se ponen locos.

- Una experiencia entrañable seguro - Sí, sí muy, muy, muy, muy buena - Voy a volver un poquito Marisa a su juventud. Le voy a preguntar un poco ¿Cómo se vivía en Hellín durante su infancia, juventud, vamos a hablar de los años por ejemplo 40, 50? ¿Cómo era la vida aquí en Hellín? ¿Cómo se vivía, de que vivía la gente? - Pues, pues no era igual que ahora porque por ejemplo cafeterías no había, yo no he ido nunca a una cafetería, ni aun siendo novia, no había sitio donde ir cómo van los novios ahora a tomar una cerveza, entonces íbamos al casino.

- ¿La gente joven que hacía? ¿Cómo se divertía? - Pues eso digo yo, eso digo yo, ¡ah sí en los guateques! claro no había, en las casas hacían guateques, meriendas en casa, de una a casa a otra. - Cuéntenos un poco que eran los guateques, que la gente joven ahora no sabe qué es eso - Pues que hacían merienda, hacíamos la merienda en casa y bailaban y tocaban y ponían música. Nosotros tocábamos el piano. Tenía tres o cuatro amigas que tocaban el piano y tocábamos el piano y allí nada… - ¿Y de qué se vivía en Hellín? ¿Cuáles eran la…a que se dedicaba la gente? - Pues trabajadores, los trabajadores pues... - ¿Había comercio, había...? -  Había muchos, ¡claro! había mucho esparto, había comercio, pero los comercios eran que en el mismo comercio tenían de todo, tenían de todo, vendían, no es como ahora que son más especiales.

- ¿Cómo es el carácter de la gente de Hellín? - Pues muy simpáticos, porque la gente dice que da mucho gusto de estar en Hellín, yo creo que sí.

- ¿Y las formas de hablar esas tan peculiares que tienen? a ver, a ver cuéntenos algo de las formas de hablar. -Pues eso, que se tienen, que se tienen unas cosas que por lo visto no se tienen en otro sitio y mi marido escribió un libro. Escribió muchas palabras y luego ponía al lado lo que era, muchos dichos de los que se hacen en Hellín.

- ¿Como por ejemplo? Pónganos algún ejemplo. - Pues ahora mismo, por eso os he dicho que se dice "San Rafael" y se dicen unas cosas, dice mi hermano que se llama Rafa y vive en Valencia, dice "es que decís de una manera Rafael que no lo decís como lo decimos todo el mundo" - ¿Qué cambian? ¿El acento? - Cambiamos como ha dicho, sí. - Y la Transición, en la época de Transición Marisa ¿A nivel cultural se notó en Hellín que hubo más manifestaciones culturales o más vida cultural? - A lo mejor sí. - En los años 80, por ejemplo en los años 70. - Que había más teatro y más cosas - A eso me refiero - Sí, había más teatro, sí más cosas, más cosas más que no habían antes claro, porque antes aquí en Hellín sólo había un teatro, un cine principal que estaba enfrente de mi casa y entonces dicen que sí, yo no sé si había nacido o no pero que hacían muchas cosas de zarzuelas, que no había otra cosa más que zarzuelas, y van allí al cine aquel que era muy bonito que lo hizo Don Justo Millán igual que el Romea de Murcia, un poco más sencillo pero muy bonito, era más sencillo, no era de terciopelo, íbamos allí, como estaba enfrente de la casa, pues íbamos allí como si fuera nuestra casa y entonces mi abuelo con, con, con este esté de aquí de Hellín con Don y otros dos o tres señores con Don Antonio López del Oro, el de la calle que era muy amigo de mi abuelo, fueron empresarios de ese cine y mi madre ha sido una persona conocidísima en Hellín, pero no te puedes imaginar hasta qué punto, que era muy hellinera y era muy artista, era una cosa que le gustaba mucho así actuar decían ellas…Me contaban a mí que vino una compañía y la niña se puso mala y dijeron madre mía ¡Madre mía esta nena que no está aquí! y entonces dijo mi abuelo “ah pues viene mi hija que estaba ahí enfrente” la llamaron y las reseñas que hicieron en los periódicos que las tengo yo cuando dijo "¡Madre!" de una manera muy…dice es una artistaza. Mira, a mi madre le han escrito muchísimos versos, le han escrito muchísimas poesías ¡es una pena cuando se murió! Por ejemplo Antonio Andújar que era muy amigo de mi padre, no te puedes imaginar lo que le escribió en el periódico y luego también escribió otra cosa que era "todos mis amigos y dentro de todos los nombres, solamente nombró a "Adela Catalan"" era muy conocida es verdad, una personalidad.

- Las tradiciones y costumbres hellineras más importantes ¿Cuáles son? - Pues la matanza o ¿qué puedo decir? es que no sé lo que puedo decir…la Semana Santa desde luego. Mira otra cosa la primera que tocó el tambor, las primeras mujeres que tocaron el tambor fueron mi madre y otras dos amigas más, la mujer de Don Juan Andújar, que lo habrás oído nombras y otras dos señoras de aquí, la suegra, la abuela de la suegra de Manzanares, la abuela, de la madre, de Manzanares, y hace unos años pusieron la fotografía en el periódico y fue una cosa muy curiosa, porque mi hermano que se murió…vio unos papeles en casa de mis padres, un sobre, fíjate que esa fotografía que pusieron en el periódico, no sé qué periódico sería…lo mandaron a toda España, a todos sitios mandaron el periódico que en Hellín se toca el tambor, que estas señoras han tocado, no iban con túnica, estaban en un jardín de una de ellas, todas con el tambor y mi hermano al ver la fotografía, al ver en casa de mis padres un sobre con una foto, fotografía de mi madre recortada del periódico y una flecha que ponía "Señorita" porque no sabían los nombres al pie de la foto, no ponían el nombre de las que eran, pero al chico aquel se ve que le gustó y puso "Señorita y una flecha y Hellín" y le llegó el sobre y cuando mi hermano Miguel lo sacó vimos que venía de Marruecos, del año...pues sí, mi madre nació en el año doce y eso y tendría a lo mejor dieciocho años  pues del año que fuera, hazte cuentas, lo tengo yo colgado en mi casa, claro porque son cosas curiosas ¡somos muy Hellineras!

- Y de la gastronomía ¿Qué platos son los más típicos de Hellín? - De Hellín, pues mira el cuchifrito para Semana Santa. Mira en el libro de Carmina Useros, sabes que tiene un libro, dos libros de Carmina, pues todas las recetas de Hellín son de mi marido, si de Pedro Fernández Falcon, hermano del sacerdote, porque tenemos mucha amistad con Elisa, hemos ido mucho a leer el Quijote con Carmina y vino aquí a Hellín y dice, porque ella fue a todos los pueblos ¿lo sabéis que fue a todos los pueblos? y en cada pueblo decía "¿Dónde  hay una persona que sea la que sabe cocinar? y entonces aquí como éramos amigos nosotros de unos amigos suyos que era oculista, pues entonces dijo "pues Perico te los va a hacer" y cuando vino Carmina se llevó todas las recetas, digo, porque era el muy cocinero mi marido. Le gustaba mucho y escribía muchos libros, muchas recetas y se llevó todas y entonces hizo el primer tomo y luego en el segundo tomo ponía en cada libro las recetas y dice "el cuchifrito y cosas nuestras de nuestra familia" y entonces lo destacó diciendo en el libro, cada receta que era de mi marido, así lo pasamos muy bien. ¡Hemos pasado muy buenos ratos con ella en Chinchilla y en todo!...Hemos ido muchísimo a Chinchilla a leer el Quijote, hemos leído el Quijote en una finca al lado de Albacete, todo el Quijote, durante año y medio, todo los primeros sábados primeros de mes, nos invitaba ella a mucha gente porque es que es una personalidad ¿La conocéis?

- Si, es miembro del Instituto de Estudios Albacetenses. - Es encantadora y luego Elisa que es la que me llamó para lo de la película... - También es miembro del Instituto. - Digo…¡si hay mucha gente en Albacete! sí Marisa pero yo quería que me acompañaras tú, yo quería que fueras tú y luego la hicieron académica en San Fernando y fuimos, que hizo un discurso muy bueno, es gente muy buena. - Y de los parajes naturales de Hellín ¿Cuáles son los que usted destacaría como más bonitos o más entrañables para usted? - Pues mira, entrañables para mí el rio, el rio, el Rio Mundo porque resulta… ahora mismo me voy a comer allí porque tengo una finca y es una paraje precioso, no parece al dar la vuelta desde Hellín que vas a entrar para Agramón ¡es una de pinos y todo! que no parece que sea propio de Hellín, porque vino una amiga a un bautizo de un nieto mío, una de Madrid y lo celebramos allí y dice ¡muchacha yo no me podía imaginar que al llegar tan cerca de Hellín, estaba esto tan bonito! ¡Y esa rueda que hay en el jardín! ¿Has visto que hay una rueda? ¡Esa la veo yo desde mi casa! la típica que fue del Ayuntamiento pero no la podían quitar, entonces la hicieron igual ¡Es un paraje muy bonito! ¡El rio es muy bonito! Liétor es precioso, donde hice la película, donde está la moto de Antonio Resines.

- Y bueno en todos los pueblos, en todas las ciudades hay personas que quedan siempre en la memoria colectiva ¿A quién recuerda usted así de alguna manera especial? ¿A qué personas importantes para la ciudad, importantes para usted? - Para mí importante y graciosa y con mucho don de gentes era Lola Morales. Era una persona que todo el pueblo la quería, que era graciosísima, que además era un libro abierto porque sabía, esa sí que sabía de la guerra cosas, era mayor que yo, esa sí que sabía y contaba unas anécdotas monísimas que me hacían mucha gracia. Luego también he sido muy amiga y me ha gustado muchísimo la hermana de los Andújar, Juanita Andújar, era una personalidad que también la echo muchísimo de menos, sí. - Bueno y para acabar Marisa ¿Qué diferencias destacaría usted de las formas de vivir de antes a las de ahora? ¿Cuáles son los cambios sociales más importantes que usted ve, que se han producido en la forma de vivir antes y en cómo viven los jóvenes ahora? - ¡Uy como viven los jóvenes ahora! Pues antes vivíamos sin salir de la casa. Fíjate como vivíamos antes…Celebró un amigo que estaba en el colegio con mi hermano una comida en el campo, éramos a lo mejor…teníamos catorce o quince años, a todas las amigas y éramos amigas de este muchacho y para que fuéramos, fue la madre del muchacho a casa de mis padres a decir "que vamos a comer todos juntos" y ahora se van los hijos y comen y cenan… entonces ¿cómo es posible? La madre del muchacho  fue a decirnos "oye queremos que vaya Marisa a la comida que vamos a comer todas las amigas" ¡se ve que fue a todas las casas de las madres, digo yo!

- ¿Qué consejos le daría usted a los jóvenes de hoy en día? Usted que ha trabajado con tantos jóvenes. - Pues que tengan…que sean responsables de lo que están haciendo porque es que muchas veces no se dan ni cuenta y entran ahí y no te saludan y no saben, no tienen formas muchas veces, cada vez menos. - Veo que usted ha participado en muchas actividades culturales. - ¡Hombre muchísimas! Mira, en la Semana Santa he leído dos veces, que hice el Miércoles Santo la presentación. ¡En Hellín la Semana Santa es el colmo eh! Pues fíjate, entonces me dijeron…que  fueron los presidentes de la Semana Santa, a decirme, hace 6 o 7 años o 10, que presentara la revista "Redobles" y dije yo "Ay yo no quiero presentar" dije "Bueno" y viene mi hijo de Albacete y digo "me han dicho que...les he dicho" dice "Mamá ¿cómo les dices que no presentas la revista si te lo dicen a ti de tu Hellín?" a mí me da no sé qué…pero fíjate al acostarme oí en la televisión, en la radio "Cuando te digan una cosa que te cuesta trabajo decirla, cuanto antes la digas mejor" tú quieres decirle a tu hermano, a tus primos una cosa que te molesta, tu ¡dila cuanto antes! dijo la radio, dice "¡y cuando te digan de hacer alguna cosa no digas que no, que te va a pesar toda la vida!" entre lo que me dijo mi hijo y lo que oí por la radio, a otro día me levante y fui y le dije al presidente, lo vi por la calle y digo "oye que si lo voy a hacer" entonces la presenté, le gustó muchísimo, la hice como una clase de música , mi hijo me ayudó, me iba yo a Albacete, a Almansa que estaba entonces en Almansa con la revista que me la dieron ¡venga a mí lo que me gustaba! y a los 6 ó 7 a los 4 ó 5 años "La del Tambor" me dicen que la hiciera, digo "¡oye si es que yo ya he presentado una!" no se creyeran que no, dice "¡ya lo sabemos por eso te decimos que presentes la otra!" y las presenté las dos. He hecho muchas cosas y he sido, ya te digo, miembro de la coral, una de las fundadoras, ¡como soy música!

- Y con la Iglesia me imagino que también habrá hecho, habrá tenido alguna relación con la música - He tocado muchas veces y mi hijo ha tocado en muchas bodas y toca en muchas bodas. He tenido clases particulares en mi casa, ahora mismo acabo de ver al padre de una niña que está ya trabajando en Madrid de profesora de música, empezó con...tontamente, tontamente se iba a examinar a Murcia, yo la llevaba a examinar a Murcia y tontamente, ¡tengo por lo menos 4 o 5 profesoras! que yo no les he terminado de dar, porque yo no tengo tampoco nivel para hacer hasta el último, ¿sabes? ellas se fueron a Madrid, ellas se fueron donde fueran y están trabajando tan a gusto. - ¿Sigue tocando Marisa? - Todo los días, ¡todos los días toco un rato! porque también, a lo mejor, si no fuera porque tengo al hijo que está muy en activo, ahora tocamos esto, ahora tocamos lo otro, a cuatro manos tocamos muchísimo, el himno a Murcia lo tocamos muy bien y ....de Valencia, ¡mucha, mucha música! ¡una casa muy musical!. Tengo unos sobrinos en Valencia que son unos, que son extraordinarios. Tienen 7 y 8 años, y menos años y no te puedes imaginar los primeros premios en donde van, en violín y violonchelo, nenes pequeños, pequeños que si los vieras no te lo puedes imaginar, o sea que es una vida muy musical. - O sea que cuando se juntan montan una orquesta - Es que es muy bonita la música - Le ha dado mucha vida ¿verdad? - ¡A mí me ha dado mucha vida y mucho dinero! - ¡Uy eso está muy bien también! ¡Le ha ayudado a vivir muy bien! - ¡Claro! - Y para terminar Marisa ¿Qué es lo que más le gusta a usted de Hellín? a ver - ¡Ay es que me gusta todo! - A ver… - Pues me gusta mucho el Rosario, las Iglesias… ¡es muy bonito Hellín! ¡La calle del Rabal me encanta!, que en el Rabal al principio cuando yo era soltera no había parque Sur porque...yo, yo ví plantar el parque y ahora los pinos ¡fíjate como son! y donde está el asilo ya no había nada más para abajo, ya no había nada y entonces en el Rabal, que es la calle más principal, era la más principal, nos paseábamos de solteras y de jovencitas, los hombres por un lado y la mujeres por el otro, y nos veíamos "Ay que hemos visto a fulano, que hemos visto a mengano" o sea que el Rabal nos ha gustado mucho, como yo vivía cerca del Rabal…Fíjate en la coral hemos cantado hace unos años, hace…el año pasado todo zarzuelas, todo zarzuelas y entonces cantamos lo de por la Calle de Alcalá eh, por la calle de Alcalá con la falda almidona…y cuando estábamos ensayando, había profesores que estaban en el Instituto y también cantaban en la coral, se acerca el profesor al director y hablaron lo que fuera y vuelve y dice "mira ha dicho Antonio Díaz Carrillo" dice "que íbamos a cambiar la letra, que la íbamos a poner por la calle del Rabal" y digo "¡Ay! yo vivía, yo vivía en la calle, un poquito más allá...pasaba todos los días por el Rabal para ir al colegio y para ir a todos sitios, dice "le vamos a poner por la calle del Rabal y no le vamos a poner la florista viene y va" y somos ocho...y somos cuarenta en la coral le vamos a poner ¡Marisica viene y va!" digo "Uuuh ¿Por qué?" dice "sí, sí, sí porque queremos ponerte a ti Marisica viene y va" entonces lo cantaron. Después y ¿tú qué sabes? y como mi marido se llamaba Perico , Pedro el hermano de..., dice "y Perico que la ve…"Mira, todo los días que ensayamos, todos los días que estuve llorando y cuando la estrenamos en la Parroquia del Corazón de Jesús, ¡eso ya fue!...¡porque lo decían! o sea que el Rabal ha sido muy emblemático, yo he paseado mucho por el Rabal y me ha gustado muchísimo.

- ¿Y usted ha sido muy feliz en Hellín entonces? - ¡Felicísima y lo soy todavía, yo disfruto con todo, yo disfruto con todo, soy muy feliz! - Muy bien Marisa, pues muchísimas gracias, ha sido un placer

Bookmark and Share

Arriba Enviar a un amigoEnviar a un amigo Volver AtrásVolver Atrás

 PresentaciónTemasBúsquedaRetratosNormasContactoCEDOBIEnlaces |Mapa web | Aviso legal | Política de Cookies
Instituto de Estudios Albacetenses "Don Juan Manuel" - 2015
Esta página esta optimizada para navegadores Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0
Diseño y Desarrollo web Im3diA comunicación