Alejandro Baldueza Arteaga

Alejandro Baldueza Arteaga, fue miembro del Frente de Juventudes y de la Organización Juvenil Española (OJE) antes de la llegada de la democracia. Militante de Unión de Centro Democrático y Social (UCD) desde su fundación, presidido por Adolfo Suárez,  jugó un papel de especial relevancia en la vida política de  Albacete por su participación en la fundación del Centro Democrático y Social (CDS), partido en el que militó desde 1982 hasta 1990. Ejerció de profesor de Educación Física y fue funcionario de la Delegación de Cultura. Desempeñó cargos como la Presidencia Regional del CDS, Diputado en las Cortes de Castilla-La Mancha y Concejal de Deportes en el Ayuntamiento de Albacete. Actualmente es Presidente del Consejo Asesor del Partido Popular (PP).

Fecha de entrevista: 21/06/2021

Comarca: Llanos de Albacete
Municipio: Albacete
Provincia: Albacete
Pais: España
Año Nacimiento: 1942
Género: HOMBRE
Entrevistador/a: Ana Fe Serra

P: Buenas tardes.

ABA: Buenas tardes.

P: Don Alejandro Baldueza. Muchísimas gracias por venir al Instituto de Estudios Albacetenses.

ABA: Es un orgullo y un honor poder acompañaros.

P: Vamos a hacer una entrevista sobre… en formato de historia de vida entonces, a través de su vida nos va ir usted narrando y relatando cosas de Albacete, entonces, si no le importa, empiece por presentarse, contarnos dónde nació, cómo era su familia, todas esas cosas de la infancia.

FAMILIA - INFANCIA:

ABA: Bueno pues nací en Albacete, hace ya muchos años, en el año 42, ya va para 79 años que hace de eso, nací aquí en Albacete, en casa, en la calle Salamanca me acuerdo perfectamente. Mis padres eran de aquí, ehh… mi madre era de Alpera, y mi padre de aquí de Albacete, él había ya nacido en Albacete, y era practicante ¿eh?, y mi madre era maestra, maestra de enseñanza ¡vamos!, estaba en una escuela…, en un colegio público ¿eh?, y bueno pues mis recuerdos de aquella época pues son de un Albacete muy agradable, muy, muy, muy del parque, del Altozano, que estaba por allí cerca, de tal. Después acompañé y tengo recuerdos porque desde muy pequeño yo iba con mi madre recorriendo pueblos, como era maestra ¿eh?, recuerdo pueblos pues como Minateda por ejemplo, otros pueblos,  el Campillo de la Robla, etcétera, y así pues me fui, me fui creciendo hasta que ya pues llegamos a Albacete a los 10 años, y empecé en el instituto en lo que llamaban entonces el ingreso, el ingreso que había un curso en el propio instituto de Albacete, en el Bachiller Sabuco, que de ahí pasábamos todos ya a primero, segundo curso, y hacíamos ya el bachiller ahí. Y así trasn.., y así pasé mi infancia, muy familiar, muy familiar, con mis tíos, mis primas, mis primos ahí, y ese es el recuerdo que tengo que.

La verdad es que tengo algo que puede que sea un defecto, es que cuando hago los recuerdos, desde este, ahora que estamos haciendo hasta todos los que vengan después, todos me han sido agradables ¿eh?, y he pasado por muchas peripecias y muy variadas ¿eh?, muy variadas.

Y entonces pues participé de niño en las actividades de la OJE (Organización Juvenil Española), fui a campamentos juveniles, a Riópar, etcétera.

P: Cuéntenos que era la OJE.

JUVENTUD – OCIO Y TIEMPO LIBRE: 

ABA: Pues la OJE era entonces, en aquella época, lo que era el Movimiento tenía organizado, pues los deportes, la Sección Femenina, que era una delegación, el Frente de Juventudes, etcétera, y en esa…, el Frente de Juventudes es donde pues se encuadraba a todos los niños, a todos los niños de la época para hacer actividades, hacer actividades, sobre todo fundamentalmente de campamentos, esto ya fue en los años cincuenta ¿eh?, ya cuando yo tenía ya 10 años, en los años 50 que ya era una forma amable de tal, era algo casi, casi, casi parecido al Movimiento Scout y toda esta serie de cosas de campamentos al aire libre etcétera, y me vinculé mucho ¿eh?, tengo magníficos recuerdos de aquella época, muchísimos amigos e incluso me profesionalicé dentro de ese tema ¿eh?, es decir, hice una vez que terminé el bachiller llegué a la edad ya de estudiar, y me fui a Madrid, y en Madrid estudié en ese mundo de esa Delegación de Juventud, pues me hice profesor de Educación Física, e hice Magisterio, y

PROFESIÓN - EDUCACIÓN:  

entonces ahí ya continué toda mi tarea, de ahí ya pues participé, me fui haciendo mayor, hice el servicio militar, hice las Milicias Universitarias en La Granja, en Segovia que había un campamento, después las prácticas las hice en San Sebastián, etcétera y ya continué  y mi primer destino ya como profesional, pues fue aquí en Villarrobledo, que me destinaron a la provincia de Albacete, y fue en Villarrobledo y fui profesor en el instituto Laboral, allí comencé ¿eh?, allí comencé. Entonces llevaba las tareas de juventud, de campamentos y tal, pero ya como dirigente, lo que había sido toda mi infancia ya la traslado a dirigente en ese tema, y participé pues en muchísimas actividades, la verdad es que con mucho entusiasmo y entonces esto pues me hizo, no sé si está bien que lo diga así o habrá que cortarlo después, pero mi hizo progresar, yo me sentí progresar ahí ¿no?

P: ¿Pero ejercía a la vez de profesor también?

ABA: Sí, sí. Era…, era esa tarea, esa tarea era..., tenía encomendado lo que era la Educación Física ¿eh?, todavía no se había creado el INEF que ya surge con la Transición, etcétera. Entonces era…, los títulos de profesor de Educación Física, había cuatro caminos para acceder: uno era la Facultad de Medicina, los médicos de medicina deportiva, pues se podían convertir en profesores de Educación Física, podían dar clases, el ejército también, tenía una escuela en Toledo, la Escuela Militar de Educación Física, y luego otra era la Escuela de la Delegación de la Juventud, del Frente de Juventudes y había otra de la Sección Femenina que eran las profesoras de las chicas, entonces había profesoras de chicas y profesores de chicos todavía ¿no?.P: Claro, porque entonces la enseñanza estaba repartida por género.

ABA: Exactamente, exactamente. Y entonces ya os digo, pues me vine a…, vengo a Villarrobledo, fue mi primer destino, y enseguida me pasé a Albacete, estuve dos años en Villarrobledo nada más y ya pasé a Albacete. Di clases en el Colegio Santiago Apóstol que ya ha desaparecido, en la Academia CEDES, y en el instituto de…, en el Instituto número 2, y continuaba con estas actividades. Como estaba…, la verdad es que fue una época para mí muy ilusionante, y muy fructífera, entonces incluso llegué a algo que era importante entonces ¿no?, que eran los campamentos. Había de muchos niveles: de provincias, interprovinciales y nacionales, y me encargaron uno a nivel nacional, que es donde conocí a Antonio precisamente.

P: ¿En qué años estamos hablando ya?

ABA:  Estamos hablando ya, en el año 69, el año 69 fue… Y bueno pues entonces, en el año 69, y dentro de aquel campamento que fue un gran campamento ¿eh?, ¿recuerdas los viajes, aquellas cosas que organizamos por toda la…? Además fue un campamento que llamó la atención porque coincidió el año de la subida a la luna de los americanos, y entonces ese campamento lo dedicamos…, era el campamento de El Escorial, que era un campamento muy…, uno de los más importantes que había en España ¿no? junto a Covaleda y otros ¿no?, y lo dedicamos a esa aventura, haciéndole una correlación de lo que había sido la gran…, el descubrimiento de América y la conquista de América etcétera…,  con esto ¿no?, incluso los grupos pues era Aldrin, Apolo, etcétera…,  y fue, tuvo mucha resonancia aquel campamento porque además, era novedoso porque salía de lo que era tradicional hasta entonces ¿eh?, los campamentos tenían otro cariz no tan aventurero, no tan aventurero. Y aquello supuso que en ese mismo año 69, pues me trasladan a Valencia ¿eh?, me trasladan a Valencia, y ya seguí esas mismas actividades en Valencia. Allí ya di clases también en un colegio muy importante, que era un privado que se llamaba Guillén Tatay el colegio y en el Instituto Cid Campeador de Valencia ¿no?  Y allí aguanté una temporada hasta que en el año 73 me trasladan otra vez a Albacete, y entonces ya vengo como responsable de la delegación, ya fui delegado provincial, estuve ya aquí y ¡en fin!, ya nos metimos en el año…, en el año…, sí 73, 73 y estuve ya hasta el 75 de delegado de la Juventud.

P: ¿Dependiente de Cultura?

ABA: ¿Eh?

P: Dependiente…

ABA: No, no, no, no. Entonces era una…, era una delegación que dependía de la secretaría general del Movimiento entonces, todavía no estaba…, todavía no se había iniciado la Transición política.

P: ¿Y qué era la secretaría general del Movimiento?

ABA: Bueno, dentro de la organización anterior a la Transición Política, había una…, estaban los ministerios de la Administración, y luego estaba la secretaría general del Movimiento, donde estaban englobadas, igual que estaba la organización sindical ¿eh?, estaban englobadas las delegaciones de Sección Femenina, Deportes, Juventud y Familia y se hacían pues actividades de este tipo. Y también creo que había otra delegación de Cultura, pero que nada tiene que ver con la después, posterior delegación de Cultura que se crea ya con Pío Cabanillas, y que ya aparece tras la Transición.

P: Y los objetivos de esas delegaciones ¿era en plan lúdico?

ABA: Sí, era lúdico y formativo.

P: Cultural, formativo.

ABA: Cultural y formativo. Por ejemplo, tenía…, se tenía las responsabilidades de…, la de deportes, pues de todo lo que era la promoción deportiva, etcétera ¿no? Y bueno, funcionó, fue una gran, una gran, había una gran (inaudible 00:10:15), había delegaciones nacionales y luego provinciales ¿no? Había otra que era la de la Sección Femenina que se encargaba pues de la formación de la mujer. Tenía cátedras de…, que fueron (inaudible 00:10:27) muy poco recordada ¿no? e incluso muy criticada, pero muy positiva porque se hizo una gran labor con el tema de las danzas, de los bailes, el folklore, las tradiciones y también la formación, es decir..., se iba por… Había unos carricoches, unas furgonetas que iban a los pueblos y allí pues daban formación a las mujeres, les enseñaban cocina, danzas, bailes, incluso higiene personal etcétera.

Y luego estaba lo de la juventud que se encargaba pues de estos movimientos juveniles que ya empezaban…, la OJE, la Organización Juvenil que hablábamos al principio, estaban también los hogares juveniles, las actividades de campamentos, las actividades deportivas, ¡en fin! etcétera, todo este tinglado ¿no?

TRANSICIÓN: 

Bueno, iba por lo que ya me vengo a Albacete y ya en el año 75, estuve del 73 al 75, me trasladan, ya había muerto Franco en el 75, o sea que ya estábamos acercándonos a la transición ¿no?, estábamos acercándonos, y entonces me ofrecen el ser delegado en Alicante, y me nombran delegado de Alicante y acepté, ¡claro!.

Los delegados de la Juventud de la época, yo en Albacete, otros en otro sitio, estábamos muy inquietos porque no sabíamos que iba a pasar, o sea, la Transición era una incógnita para, para todo el mundo, afortunadamente todo salió bien, afortunadamente todo salió bien y bueno y aquí estamos ¿no?, y aquí estamos, pero había una gran preocupación. Se notaba que iba a haber un cambio, porque no podía haber otra cosa, tenía que haber un cambio, o sea, tenía que haber necesariamente un cambio, estoy hablando de después de noviembre del 75 ¿eh?, y era tratar de reorganizar las delegaciones, para que sobre todo el personal después se pudiera hacer una transferencia lógica de todo el personal, porque en nuestras delegaciones había personal de toda clase, pero había profesionales que eran conserjes, que eran subalternos, que eran limpiadoras, que eran…, ¡en fin! gente que trabajaban profesionalmente y otros que colaboraban y había que distinguir ¿no? y efectivamente provincias como Alicante que tenían tanta envergadura, son provincias de estas levantinas, que pides colaboración para algo, y todo el mundo colabora, a diferencia de las costumbres de las de Albacete que eran más austeras, más pobreza, ¡en fin! era otro nivel ¿no?, pero allí te encontrabas con grupos de deporte, grupos de teatro, grupos de todo tipo, grupos deportivos de mucha categoría, y había mucha gente que colaboraba, pero ¡claro! que no eran profesionales, aunque algunos cobraban ¿me entiendes?, entonces ¡claro!, había que matizar todo aquello ¿eh?. Por ejemplo, había en Elche de Alicante pues una cosa que llamaban Federación de Fútbol Juvenil que tenía 100 equipos de niños, esos 100 equipos de niños, tenían chicas que lavaban las camisetas y cobraban pero no eran funcionarias, no se podía, no sé si me entendéis... 

P: Sí, sí.

ABA: El tema. Y entonces, pues sí que había que hacer eso, y lo hice, y entonces ya continué allí hasta..., yo personalmente tomé una determinación, porque, efectivamente, sí que ya se sabía que el criterio de la Transición, ya estaba Adolfo Suárez de presidente del Gobierno, y ya sí que era no dejar a nadie en la estacada, es decir, había presiones, ¡claro! pues ya sabéis, la cosa de la política, los sindicatos, el tal, que estos, que tal, que proceden de antes ¿no?, esto hay que eliminarlo ¿no? y con ese asunto ya, pues llegamos al año 78.

PARTIDOS POLÍTICOS: 

P: ¿Y cuándo se incorpora usted a la vida política?, ¿por qué?, ¿qué le motiva para esa incorporación a la vida política?

ABA:  Pues ¡fíjate!, esto que te iba a decir. Ya en el año 78 que es cuando se reconoce al Partido Comunista y ya es el gran avance para la Transición, que fue ese ¿no?

P: Sí en el 77, en el 77.

ABA: ¿En el 77 o en el 78?

P: Sí, en el 77

ABA: ¿Fue en el 77?

P: Y se funda también UCD, primero como coalición

ABA: Sí

P: y unos meses después…

ABA: Y después ya se hace partido y tal.

TRANSICIÓN:     00:15:00

Entonces yo ya tomo mi decisión de volver a Albacete, yo he salido de Albacete en un momento determinado y yo quiero volver a Albacete. Yo hice mi Magisterio, aprobé su Educación Física, y yo quería vivir la nueva etapa que todos esperábamos ¿no?, que ya se esperaba, que era la de la Transición.  Y yo pues siempre he tenido esa inquietud política, y entonces vi que había que echar una mano, pero es que eso no es ningún mérito, es que eso era normal en aquellos momentos en la sociedad, o sea, fue una época en que empezaron a aparecer clubs deportivos de niños, asociaciones de barrios de vecinos tal, asociación cultural de no sé qué, lo de lo otro, de tal. Había una sensación en la gente, en la calle…, yo recuerdo una frase de Suárez de que “había que hacer normal en política, lo que era normal en la calle” y ¡claro! pues la inmensa mayoría estaba de acuerdo con eso, ¡en fin! porque la gente quería vivir, o sea, todo el mundo sabía que aquí habían pasado muchas cosas, que esto tal, pero que había que hacer algo, que había que hacer…, que no se podía continuar igual, por supuesto, era imposible incluso físicamente, hubiera sido un absurdo encontrar a un…, pues no sé otro general o tal, aquello no hubiera podido durar, hubiera sido…, hubiéramos hecho el ridículo, es decir, el ridículo, se hizo lo que se tenía que hacer, ¡claro! yo soy de los que opina que bien, yo sé que ahora hay alguna corriente que dicen que no ha sido bien, que esto no tal, pero yo creo que sí, incluso el propio…, la gente verdadera de izquierdas, verdaderamente luchadora de esas épocas y las anteriores que era el Partido Comunista lo vio así que fue la aportación de Carrillo ¿no?, que fue a aportar, y entonces pues yo me vi en la obligación como toda aquella gente y muchos amigos míos, y tal que  vimos que había que hacer algo, de hecho, yo creo que el gran éxito fue ese, igual que hoy casi nadie quiere saber de política, entonces hubo mucha gente que se incorporó a la política pues: médicos, profesores, catedráticos, periodistas, escritores…, para aportar, para aportar, y yo creo que ese fue el éxito de la Transición ¿eh?, no…, eso, y que la gente lo aceptó.

Me meto en política a echar una mano como tanta gente ¿eh?, los unos con el PSOE, los otros con el Partido Comunista, con UCD, incluso otros más que provenían del…, de aquello de los grandes magníficos, aquellos de los “7 magníficos”, de Fraga y otros que querían mantener aquello, y otro grupo que era Blas…, otro partido que era de extrema derecha, que era Blas Piñar ¿no?

PARTIDOS POLÍTICOS:    

P: ¿Y usted porque elige UCD?

ABA: Yo elijo ese, porque es el que vi, es decir, incluso yo tenía amigos que no les pareció muy bien que yo me incorporara a UCD, porque creían que yo me debía haber incorporado a otro tipo de partidos más de derechas ¿no?, y tal, pero yo vi que no, yo vi que el sitio mío era ese, y entonces me puse a echar una mano ahí, y eché una mano, una mano que además para mí fue muy grato, porque aunque parezca lo contrario, fue una época de mucha ilusión en mucha gente, pero muy difícil porque el Partido Socialista apenas existía, era, eran unas élites de intelectuales más, menos tal, y ¡claro!, una de las teorías de Adolfo Suárez de uno de sus éxitos, fue que había que ir a los pueblos a convencer a la gente para hacer listas ¿eh?, hoy cuesta hacer una lista electoral por muchos motivos, pero entonces eran por otros, entonces, ¿cómo se va a meter la gente en política?, o sea, la gente sí que quería cambio, pero no querían ser militantes de un partido, ¡hombre!, estaban las…, los grupos reducidos y muy dogmáticos, que esos sí, enseguida se organizaron, pero el PSOE fue el que más costó en organizarse,  porque había pueblos donde  no había socialistas, había chicos que estaban en la universidad, más de izquierdas, más de tal, pero en lo que era en los núcleos, y ¡claro! llegaban las elecciones municipales, y había que tener listas, no se podían presentar solo con los de antes ¿no?, y hubo mucha gente que …, de chicos que yo había conocido de jóvenes, pues que hicieron listas y se incorporaban, ayudaban en los pueblos para que pudiera haber elecciones y pudiera haber democracia, porque si no, no porque ¡claro! la política es la solución pero a través de los partidos políticos, si los partidos políticos no funcionan, pues ya veis lo que pasa, esto es un desastre, tiene que funcionar, y ese fue una de las manías que yo tuve efectivamente, más que manías, deseos de incorporarme a  echar una mano, y lo hice.

P: ¿Y qué principios ideológicos o programáticos tenía entonces la UCD?, ¿qué significaba ocupar el centro en la política en aquellos tiempos?, en los tiempos de la Transición.

ABA: Sí, el tema entonces…, el tema estaba confuso, yo por, por simplificar diría que resolver problemas, yo creo que UCD la idea que tenía era resolver problemas,  porque el planteamiento ideológico al principio era múltiple ¿eh?, al decir múltiple quiero decir, es que no es lo correcto, decir múltiple no es correcto, quiero decir que la gente de derechas ya se alineó y la gente que quería la continuidad también se alineó. La gente de derechas eran los del partido de Fuerza Nueva y los otros eran lo que empezó siendo lo que eran los “7 magníficos” y tal.  Y luego estaba el Partido Socialista que ocupaba un espacio y UCD que ocupa otro espacio pero un tanto confuso, luego los comunistas sí, esos sí que eran ellos, eran ellos y tenían incluso en nuestra provincia tenían una radio en la zona de Villamalea, Casas Ibáñez, Madrigueras, todo, tenían peso específico, pero el PSOE ya se forma con jóvenes universitarios y con gente que ve esa idea que no es el Partido Comunista, y que por supuesto no es la derecha, es muy social, es más social y entonces montan eso, y eso va creciendo poco a poco. Y en UCD pues se aparece eso que yo decía antes decía múltiple, pero que  luego lo corregí porque no es múltiple, digamos que es variado ¿no? Entonces los que aparecen son los que se sienten demócratas cristianos, los liberales, los de Garrigues Walker, los tal, los que llamaban los “azules”, que los llamaban despectivamente ¿no?, porque procedían de alguna manera de la época anterior que era Suárez y entre los cuales estaba yo, o sea, porque yo también procedía de esa época ¿no? de la delegación de la Juventud etcétera ¿no?, y entonces todo eso, todo eso, pues se puso…, y los socialdemócratas, es el grupo de…, ¿cómo se llamaba?..., el grupo de…, ¡vaya!, no recuerdo el nombre ahora, pero ya me acordaré, ese que después pasó desde UCD pasó al PSOE con todo su partido, que aquí de Albacete pues estaba Herreros Arcas y había ¡en fin! varios eran…, se llamaban…, tenían un nombre, es que no lo recuerdo, no me sale, no me sale ahora, pero era un grupo que en Albacete eran estos, Herreros Arcas y estos, que eran, digamos, el ala más avanzada de la UCD.

P: Más progresista, ¿digamos?

ABA: Más progresista, la más progresista. Tanto es así que después cuando ya empiezan los problemas en UCD ¿eh?, en UCD, pues…, y cuando nace, y cuando nace, pues ya digo que yo creo que era más resolver el problema de poder encuadrar a todo lo que no era derecha, ni era izquierda, pero con perfiles muy variados, no muy claros ni muy concretos como era el Partido Comunista que los tenía claro, los otros los tenían claro, los que menos claro los tenían entonces eran los socialistas, la prueba es que había dos o tres partidos socialistas: estaba el Partido Socialista el que estaba Morodo y Bono,

P: El PSP

ABA: El PSP, y luego había otros de históricos, otros que eran menos históricos, ¡en fin! había varias tendencias, y varias cosas, pero aquello muy confuso, luego ya se fue perfeccionando y tal ¿por qué?, pues porque fueron los que dieron en el clavo.

ELECCIONES: 

Cuando llegan las primeras elecciones, y sin tener todavía muy definido el planteamiento ideológico, estaba variado como digo en UCD, pues ganan las elecciones, ¿y por qué ganan las elecciones el PSOE y ellos?, que son los que más votos sacan, pues porque la gente lo que quería era otra cosa, o sea, no querían lo de antes, ni tampoco querían el comunismo, que todo el mundo esperaba o pensaban que por la izquierda quien iba a ganar era el comunismo y tal, pues no ganó, o sea, el comunismo se quedó…, ¿por qué?, pues porque, la gente, la gente yo creo que fue sabia en ese momento, en mi opinión ¿no?, y entonces dividió, se dividió hacia el centro, la gente joven…, que era lo que se esperaba, era lo más joven de lo que se podía presentar, lo más nuevo y entonces aquello empezó a funcionar, y esa es la respuesta, no sé si he sabido decirlo. Un planteamiento no fijo, monolítico de centro, sino que era la suma de todas las opciones que de alguna manera, pues estaban en el centro entonces en Europa, aunque era muy lejana a nosotros Europa todavía, pero sí que había ya…, ya ayudaron al partido, había fundaciones alemanas Adenauer, la Fundación Adenauer  la tal, que ya ayudaron a que hubiera democracia en España y crearon grupos ¡en fin! y daban dinero, y cursos, hubo gente que hizo cursos de…, tal, y los socialdemócratas europeos que también ayudaron mucho al Partido Socialista de…, de Felipe González ¡vamos! que era el nuevo, es el que vino de (inaudible 00:24:56) como sabéis, e hizo un nuevo partido socialista que nada tenía que ver con el antiguo ¿eh?, o sea, es... No sé si os he explicado, pero es la idea, me gustaría.

ELECCIONES – Pactos de la Moncloa:  

P: Se celebran las primeras elecciones generales en 1977, gana la UCD y Adolfo Suárez, presidente por una gran mayoría. A los pocos meses se firman los Pactos de la Moncloa, y cuéntenos un poquito de esa etapa.

ABA: Esa etapa…

P: ¿Qué supusieron los Pactos de la Moncloa para la política de este país?

ABA: Pues fue, lo que os he dicho antes, pues esta es la demostración de esa evidencia, es decir, ese deseo que había de algo nuevo, de que…, de resolver los problemas, de crear tal…  pues ese mismo deseo pero ya desde un gobierno distinto ya establecido, con unas elecciones libres, con un cumplimiento de promesas de Adolfo Suárez que no creía nadie, es decir, la izquierda no llegó nunca a confiar en que esto iba a ser, porque ¡claro!, hago un paréntesis, la ingeniería social que hizo que Adolfo Suárez fuera presidente, fue muy complicada ¿eh?, porque nadie se lo esperaba. Adolfo Suárez había sido ministro de esa secretaría general que citábamos antes ¿no?, entonces era muy sospechoso para la gente de izquierdas ¿no?, y era también peligroso para la gente que se sentía de derechas ¿no?, que decían: “bueno, nos ha traicionado”, ¿no recordáis aquella frase que era considerado el traidor?, tal, ¿no?, bueno.

P: Sí entonces se hablaba mucho de chaquetas, y de...    

ABA: Chaqueta, cambio de chaquetas, el tal ¿no?, había…, eso de ese escritor tan gracioso que tal, del cambio de chaqueta. Bueno, por contestar a lo que me dices. Entonces todos esos deseos y esas situaciones, ya hay un gobierno ¿eh?, ya ha habido elecciones, ya hay cosas y entonces hay que resolver los problemas, y entonces había problemas muy gordos, ríete tú ahora de estos problemillas de ahora que parecen tan gordos ¿eh? Tenías una ETA que estaba matando a…, pero ¡vamos! a tutiplén ¿eh?, a tutiplén, y queriendo desestabilizar, y no logró desestabilizar pues porque hubo mucho valor, mucha fuerza, y mucho entusiasmo y mucha unión en ese tema. La economía, estábamos al borde, coincidía con la crisis del petróleo, ¡en fin!, todo aquello era gravísimo ¿eh?, y ¡claro!... Bueno, después la democracia que empezaba es cara ¿eh?, y eso vale dinero, hay concejales, hay ayuntamientos, hay que…, los ayuntamientos no habían tenido nunca una perra gorda, empiezan entonces ya a plantearse obras, instalaciones, ¡en fin! y claro ante esa situación económica, la única solución es hacer un pacto, un pacto y un acuerdo de todos los sindicatos y todos los partidos para dejarse la tonterías, y resolver la economía, ¡en fin! yo creo que ese fue…pero que es un poco… para mí el segundo paso gordo y práctico, pero una vez que ya está la Transición ¿eh?, lo otro era sentimientos que la gente tenía, aquí ya era una necesidad que era sacar adelante España, había que entrar en este tema, y ¡claro! pues toda la gente que participó en eso, son para mí dignos de encomio.

PERSONAJES:   00:28:20

Yo ya estaba echando una mano a través de amigos míos, no como militante ¿eh?, amigos, pues yo conocía a José Luis Moreno que era diputado nacional, Ruíz Risueño, que era de mi edad, y amigo mío, amigo, estudiamos juntos el bachiller, o sea, todos estos me decían: “oye vente al pueblo, que tú conoces”, yo iba los acompañaba, los presentaba, ¡en fin! echaba algún discursillo, ¡en fin! esas cosas, nada más. Y entonces ya, como funcionario, Suárez creó, esto no lo he dicho antes, lo iba a decir pero no lo he dicho, me he pasado, creó para facilitar esas incorporaciones, creó una secretaria de Estado que llamó “Familia, Juventud y Deporte”, una secretaría de Estado de presidencia del Gobierno, y allí incorporó a todos estos funcionarios que te he dicho antes ¿no?, igual que creó el INSS, Instituto Nacional de no sé qué, que incorporó a todos los funcionarios de la Organización Sindical antigua, y después a estos del INSS de sindicatos, los fue difuminando por distintas delegaciones ¿eh? pues concursaban a plazas de los niveles que ellos tenían, yo era del máximo nivel, porque el nivel 24, como técnico, como técnico, bueno. Y entonces ya participamos en esa secretaría de Estado de Familia, Juventud y Deporte. Eso duró un año escaso, porque enseguida crearon el ministerio de Cultura con Pío Cabanillas, y nos pasaron a esta secretaría de Estado al ministerio de Cultura. En Albacete se traduce en que Información y Turismo lo unen también a Cultura, nombran delegado a García Carbonell que era el delegado de Información y Turismo anteriormente y fue mi jefe ¡claro!, lo nombran delegado de Cultura y yo jefe de dependencia, y entonces pues le conocía también, porque ¡claro! yo coincidí con él de delegado provincial de Juventud cuando él era de Turismo ¿eh?, entonces ya me incorporo de jefe de dependencia que era como el segundo de a bordo de tal, y allí es donde ya empiezo a trabajar, que es lo que ya me preguntabas ahora ¿no?,  en el Ministerio de Cultura con Pío Cabanillas.

Te he dicho al principio que me he sentido siempre muy contento y muy feliz. Fui muy feliz también, porque con Carbonell, era un placer trabajar, no sé si lo llegasteis a conocer, pero era un hombre impresionante, impresionante, un hombre justo, un hombre culto, ¡en fin! era poeta, y una magnifica persona y yo ligué muchísimo con él y trabajamos muchísimo e hicimos muchísimas cosas entre ellas el taller de artes plásticas, que yo fui el coordinador de ese taller, y ya viví…, esa es mi relación con Lozano y con los pintores y tal, porque yo ya no solamente viví mi función de funcionario, sino que además, me iba todas las tardes con ellos, a las tal y los domingos a las comidas, a las fiestas, ¡en fin! todo el tiberio ese.

CULTURA – EDUCACIÓN:  

Y estamos en esta Delegación de Cultura, donde yo fui de jefe de dependencia, pero no de director, el delegado era Carbonell ¿eh? Y después ya, cuando aparecen las transferencias a las comunidades autónomas, nos pasan a esta Delegación de Cultura, nos pasan, nos transfieren a casi todos a la administración regional, o sea, nosotros que éramos administración del estado, nos pasan a la administración regional y ya continuo de jefe de dependencia, pero ya en la Junta, y en la Junta seguimos haciendo actividades y tal, y es entonces cuando ya tengo más vinculación con UCD, llegué a ser secretario local de Albacete, llegué a ser secretario local de Albacete ¿no?, pero eso ya fue muy, muy, muy después de tal ¿no? cuando ya me incorporo.

P: Vamos a retomar….

ABA: Secretario ya de UCD ¿eh?, de política. Luego ya ¡claro! lo que ya dejé es de dar clases, porque cuando ya pasamos a esta Secretaría de Estado, si es cierto que  nos ofrecieron la posibilidad a todos los que éramos profesores de Educación Física y de política y tal, pues o eres profesor y pasas al ministerio de Educación o pasas a Cultura, lo que no puedes es las dos cosas ¿eh?, y prácticamente la mayoría nos pasamos, menos Onofre Contreras que tú lo conoces que se pasó a Magisterio de profesor de Educación Física y sigue en la universidad, pues se habrá jubilado ahora, y todos pues ya pasamos y ya dejamos de ser…, y ya pues

PARTIDOS POLÍTICOS:    

continuamos ahí, y ya pues estamos en UCD, yo participo en UCD, todas las actividades de UCD normal, pero digamos que sin mucha representación.

Fui secretario local, de funcionario ya seguía pues en mi trabajo en Cultura, en Cultura, en Cultura, en Cultura, y cuando ya Suárez deja UCD, después de…, ¡en fin! en el año 82, se crea CDS, entonces yo me doy de baja en UCD y me voy con al CDS con Adolfo Suárez.

P: ¿Por qué el cerrojazo de la UCD?, ¿qué pasó?

ABA: (Sonriendo), Pasó lo que tenía que pasar, o sea, es decir, aquellos grupos como surge al principio, que he dicho que eran la unión de muchos grupos con ideologías distintas, eehh…, chocaron, chocaron.
Suárez fue una solución que he dicho yo que genial, pero los que crearon esa solución, en el fondo, lo consideraron una solución provisional, provisional, para resolver el problemilla y salir de…, esto son mis opiniones ¿eh?, me imagino, yo no sé si llevaré razón o no. Entonces ¿qué ocurre?, que en esa provisionalidad, pues Suárez se hace con el partido, se hace con la gente del partido, o sea, me refiero con los militantes, con los votantes, eso Suárez, pero en cambio, el partido, no llegó a concretarse nunca, porque las cabezas visibles de cada grupúsculo eran muy importantes e iba a decir malas personas, pero está feo, eran muy políticos y muy ambiciosos. Entonces estaban los liberales por un lado, los demócratas por otro, tal y querían quitar a Suárez, querían quitar a Suárez y lo quitaron, Suárez se tuvo que ir.

Entonces estos grupos, por buscar su hegemonía dentro del partido, pues empezaron a crear problemas, problemas, problemas, problemas y le hicieron la vida imposible, le hicieron la vida imposible, es decir, a mí me llegó a contar que llegaba al parlamento a las 10 de la mañana y el pleno empezaba a las 10.30, bueno pues el pleno no podía empezar, porque no sabía que iban a votar sus compañeros, ¿entendéis esta cosa tan desagradable que todos votan lo mismo que dice el que levanta la mano?, pues ocurría también entonces, pero entonces estos no querían, porque querían crear problemas dentro del partido, porque querían llevarse el ascua a su sardina. Y entonces él, pues tuvo que dejarlo.

Después el apoyo fundamental suyo que era el rey, es también mi opinión, no se lo mantuvo, o sea, no lo mantuvo, quiso ¿eh?, Juan Carlos pues que se iba por otra historia.

GOLPE DE ESTADO 23-F - EJÉRCITO: 

Cuando el golpe de estado, él lo avisó plenamente, de esto se ha novelado mucho, pero es verdad, él sabía que Armada estaba metido en el lío, y nunca quiso que Armada estuviera con el rey tal, intentó destituirlo, ¡en fin! tuvo muchos problemas con Armada y tal, y el rey no le hizo caso, lo mantuvo y ocurrió lo que ocurrió.

P: ¿Por qué se produjo el Golpe de Estado?, ¿por qué el Ejército no apoyó la legislatura de Suárez? El Golpe de Estado se produce en una sesión del congreso…

ABA: Sí 

P: …, en el que van a pasar los poderes a Calvo Sotelo.

ABA: Sí, es que eso es muy largo. Yo estoy dándote mi opinión ¿eh?, o sea, es posible que de todo lo que te diga, es mi impresión, puede que no lleve ninguna razón, pero bueno, yo te doy mi opinión.

Te he dicho antes la dificultad de la ETA etcétera ¿no? El ejército estaba muy presionado, ¡claro! muy presionado porque se estaban cargando a capitanes generales, a tenientes coroneles, el tal, la Guardia Civil, estaban muriendo. Entonces ellos consideraban que esto era una blandura, o sea, que ¿cómo no acababan con eso? que tal, ¡en fin! se sentían tal. Pero es que Suárez, a pesar de esa provisionalidad, que es lo que quería continuar diciendo, no es que me vaya de esa pregunta, no es que me vaya, es que no fue provisional, es que se hizo presidente, cumplió las promesas, trajo al Partido Comunista cuando nadie lo esperaba, total,  y eso no lo perdonó el Ejército, o sea, yo creo que la causa, fundamental fue porque el Ejército llegó, estaba este…, ¿cómo se llamaba el ministro del ejército?, bueno, ahora…, que estuvo con él…

P: ¿Gutiérrez Mellado?

ABA: Gutiérrez Mellado. Gutiérrez Mellado. Entonces Gutiérrez Mellado trabajó muy bien y mantuvo el Ejército y tal, y Suárez cumplió su palabra, democratizó el Ejército. Hoy el Ejército es uno de los más demócratas del mundo, o sea, el Ejército pues ya veis, están para (inaudible 00:38:06) y el Ejército sigue fiel a la Constitución, y tal, y eso pues no entraba en los cuadros de mandos, eran anteriores ¡en fin! había todas las sensibilidades, había tal y había mucha gente que no perdonaba pues que bueno que se hubiera hecho la democracia: primero porque una gran parte del Ejército todavía no era demócrata como es hoy ¿eh?, y había otros que estaban resentidos porque consideraban…, se habían considerado traicionados, porque ellos ya llegaron a tragar en un momento con esto de la democracia tal, porque no había más remedio, pero le exigieron que prometiera que no iba a traer al Partido Comunista ¿eh? y trajo al Partido Comunista, y ya está. Y esto no se lo perdonaron nunca. Entonces, aquella situación que había, pues creó ese problema, problema militar gordo, pero si recordáis también había una pequeña trama civil, esa trama civil de la que no se habla, porque todo está bajo secreto todavía, no sé si algún día nos enteraremos, pero allí había habido reuniones en algunos sitios donde había líderes del Partido Socialista, incluso del Partido Comunista y de otros partidos, de la propia UCD, que estaban previstos para el Gobierno ese que traía el “elefante blanco” que todos hemos oído hablar de ese día ¿eh?, de ese golpe, ¿eh? ahí había gente, había habido reuniones, donde había gente que pensaba que podía ser un ministro que había que hacer una cosa de concentración tal, con ministros del PSOE, ministros de esto, ministros de lo otro, o sea, de tal, (inaudible 00:39:33) que precisamente hizo (sonriendo) es también mi opinión, que el propio Tejero se cargara el Golpe de Estado, porque cuando llegan allí  Armada, que todo eso es noticia que conocéis todos ¿no? llega Armada y dice que: “bueno, ahora se va a plantear y tal”, y el otro le dice: “¿qué es esto?”, tal, “que pa eso me he traído yo aquí a mis guardias y tal, fuera”, y se acabó el golpe ¿eh? ¡Ojo!, vamos es otra impresión mía de lo poco que he visto, he leído y he oído de amigos, gente que conozco que piensa así y yo, pues participo de esa cuestión ¿eh?

P: ¿Y cómo vivió usted el Golpe de Estado?

ABA: Buu… fue tremendo. Estábamos en la Delegación de Cultura por la tarde, y García Carbonell que era el delegado, se había ido a Caudete o sí,  por ahí por…,  y él venía descompuesto porque ¡claro! por allí por la zona de Caudete, la Capitanía General de Valencia es la que se levantó con el Milans del Bosch aquel, y estaba oyendo las…, todo el mogollón del golpe valenciano ¿eh? por allí. Nosotros estábamos…, y un compañero que estaba arriba, Benidel Muñoz, tú lo conociste, me baja corriendo: ¡Alejandro!, ¡Alejandro!, ¡Alejandro!, ¡Alejandro! estaba oyendo la radio, o sea, que oyó en la radio el tema, ¡total! que allí nos quedamos todos “patidifusos” ¿qué pasa? Al rato me llaman, estaba yo, no estaba Carbonell, estaba yo, y me llama el entonces secretario, el secretario del Gobierno, ¡ay!, bueno el secretario del Gobierno, me acordaré del nombre antes o después y me llama: “oye, me han dicho que no está el delegado, ¿dónde está?”, “bueno, pues mira se ha ido a Caudete, está en Caudete o en Almansa estará ya, porque iba de visita y tal”, “bueno pues ¿te has enterado?”, “sí, lo hemos oído en la radio y tal” “bueno pues nada cierra, cierra iros a casa”, “y bueno ¿mañana?”, “nada, vosotros mañana ya os dirán. Cierra y marcharos” Y entonces, otro compañero que estaba allí conmigo Ángel Martínez Prieto, tú sí que lo conocías también, ¿no?, que ya ha fallecido el pobre: “oye ¿qué hacemos, y qué hacemos y tal” “¡ea! pues mira, vámonos a UCD” y nos fuimos a UCD. Allí no había nadie, estaba cerrado, estaba solo que Salvador Motos, que era el presidente provincial allí que había cogido la caja, y los ficheros, y salía, salimos con él “¿pero qué hacemos Salvador?, dice: “nada, nada, irnos, no pasa nada, vámonos a casa y ya está”. Y total que nos fuimos a casa, eso, eso pasó, eso pasó.

P: ¿Qué pensaron que podía ocurrir?

ABA: Pues yo la verdad, es que no, no. Yo estaba…, yo me he llevado siempre muy bien con la gente estas de izquierdas de la época y tal, incluso en mi rellano en mi casa, en la calle del Rosario en el 5º, vivían Carlos Sempere que era un concejal, que os sonará ¿no? una gran persona también ya fallecido y José Luis que era…, José Luis el apellido no me acuerdo, pero bueno José Luis que era Concejal de Hacienda también y era un alto cargo de…, fue concejal de Hacienda en el ayuntamiento, y ¡claro! vivíamos en el mismo rellano,  yo estaba allí con la puerta abierta y ellas, las mujeres estaban allí, porque ellos se reunieron en el ayuntamiento con Salvador Jiménez, y ellas se quedaban allí y llamaban por el teléfono de vez en cuando y tal, y yo, estábamos allí en mi salón, estaban las mujeres de los dos (riendo) y nada, pues ahí charlando.

Llama mi madre ¡por cierto!, por teléfono muy preocupada, porque ella estaba en Alicante, ella se jubiló de maestra pero luego en Alicante, y me llama: “Alejandro tal, ¿qué pasa?, tal, ella estaba inquieta porque ¡claro! allí le pillo allí el…

P: El Golpe.

ABA:  El Golpe gordo el… Milans…y tal.

P: ¡Claro!

ABA: …había patrullas por las calles.

P: La Región Militar de Valencia

ABA: Hubo tanques en la calle y coches y tal: “¡Ay Alejandro tal!”, “mamá no pasa nada, esta esto...” yo tranquilizándola, “no pasa nada”. Me acuerdo que me dijo una frase, dice: “sí, como la otra vez, que no pasaba nada, que no pasaba nada”, ¿entiendes a lo qué se refería?, al 18 de julio ¿no?, dice: “que no pasaba nada”. Pero no tuve ningún sentimiento, me dediqué a tranquilizarlos, pues no pasa nada, pues ya veremos mañana pues tal, ya me había tranquilizado el secretario antes, que era una gran persona y tal, y bueno así pasó, hasta que ya…, vimos la televisión, aguantamos, vimos al rey, tal, ellas se acostaron, y yo me acosté, y a la mañana siguiente aunque nos había dicho que no fuéramos a la delegación yo me fui a la delegación, y me fui ya y no pasó nada, ya pues vivimos…, pero no tuve ninguna sensación, me tuve que…, no tuve tiempo de tener esa, porque la primera fue ir a UCD a ver qué hacer, con Ángel y la segunda pues fue irme a mi casa y en cuánto llego allí me encuentro el pastel las puertas abiertas y las vecinas allí con mi mujer, o sea, que…

P: ¿Temieron que le pasara algo a Suárez?

ABA: Yo no sé, no sé, no sé, no sé. Yo no tuve miedo, no, no, no tuve miedo, yo vi aquello, lo vi con mucha preocupación pero así miedo, yo no pensé lo van a matar, no, no, no llegué a pensar en que pudiera ocurrir, hubiera sido un desastre ¡vamos! se sigue con la marcha, la manifestación, fuimos a la manifestación y ya la verdad es que se siguió la vida con mucha naturalidad, yo no sé vosotros en aquella época como lo sentisteis, pero con naturalidad, la gente se fue al colegio, los hospitales se abrieron, no pasó nada, nada, había ¡en fin! la información de la televisión.

Luego ya, tuve la oportunidad de conocer algún detalle más, porque el que estaba de director general de Televisión, fue el diputado del CDS y compañero mío, porque luego fui yo…, bueno no hemos llegado, y ya me contó, me contó  aquella noche, me contó cuando llegó el ejército, me contó cómo se guardó debajo del sillón el vídeo que ya habían grabado ¿entiendes?, como había mandado a uno a Londres ¿eh?, a través de un pariente, o sea, qué ¡en fin!,  ya pero después, pero no, no recuerdo, no te puedo decir que recuerde una sensación de miedo o de temor o de tal, no, y sí preocupado pues joer ¡qué follón!, ¡qué desastre ¿no? esto!, ¡qué desastre!, bueno.

REFERENDUM:   

P: Alejandro me voy a ir para atrás, me voy a ir para atrás porque nos hemos saltado. 1978 referéndum de la Constitución. ¿Qué ambiente político había en Albacete, en la ciudad?, ¿qué partidos se crearon?, ¿cómo fue esa campaña sobre el sí o el no a la Constitución?

ABA: ¿Fue en el 77?    

P: En el 78.

ABA: En el 78 ya. Yo creo que estaba… vamos a ver, el ambiente de Albacete.

P: ¿Cómo se vivió políticamente el referéndum de la Constitución?

ABA: Yo creo…, yo creo que vine en el 78 yo.

P: ¿Qué partidos había?

ABA: Yo entonces estaban…, yo estaba en Alicante todavía ese día. Yo vine a votar aquí a la Constitución, pero no viví ese ambiente, vine voté y me fui, o sea, no te puedo decir, pero estaban los de siempre, los mismos del principio: Partido Comunista, Partido Socialista, UCD y estaría Fuerza Nueva ¿no?, y ya está, no lo recuerdo bien.

Nosotros la verdad es que fue un éxito aplastante el de la Constitución, por los motivos que hemos generalizado antes, porque había…, es que no había…, es que, es que era la solución, o sea, era la solución y además era el cumplimiento de…, yo creo que fue todo muy positivo hacia Suárez, ahí es donde él se hizo con las riendas en esas cosas, porque realmente era lo que había prometido es que cumplió con lo que…, es que dijo que iba hacer una democracia, que iba a hacer normal en la calle tal, en la política y lo fue haciendo, lo fue haciendo, lo fue haciendo y siempre con muchos problemas ¿no?: el Ejército por un lado, que fue lo que después cristalizó en aquello ¿no?, y la Iglesia, la propia Iglesia que tenía…, había problemas con la Iglesia, había mitad... La Iglesia siempre ha tenido un pie en el infierno y otro en el cielo ¿no? y tenía pues en las sacristías de…, dónde nació el Partido Comunista ¿eh?, en la mayoría de las sacristías había siempre allí un joven comunista porque era cura obrero o tal, o sea, que…, y había…, entonces había una Iglesia muy retrograda muy tal, y otra muy avanzada ¿no?, la de Tarancón y ¡en fin!, o sea que, quitado esas inquietudes la inmensa mayoría de la gente lo que hizo fue encarrilar esto, encarrilar esto y sacar adelante.

MONARQUÍA:   

Tenemos además lo de la monarquía ¿no?, cuánta gente no se ha sentido y no se sienten monárquicos, pero se sentían juancarlistas ¿eh?, y ahora son de Felipe ¿eh?, pero gente que no tiene en sí la raíz de la monarquía, porque eso de la monarquía quieras que no, que el heredero sea tal…, hay que analizarlo muy seriamente ¿no? Yo creo que hoy, pero es otra cosa para no decir aquí,  pero que el futuro de la monarquía está en que mientras exista gente que no sea monárquica y vayan con esas banderas y con esas actitudes, y con esas tal, el día que empiecen a ser catedráticos, médicos, profesores y tal, gente que tenga otro concepto de la jefatura del Estado, correrá peligro la monarquía, pero mientras esté eso así en absoluto porque ¡claro! es…, lo contrario a lo que se presenta, lo contrario a la monarquía es la algarada ¿no? Bueno, pero aquello existía entonces también ¿eh?, y entonces en aquel ambiente es como se produce aquello, y la gente responde, la gente responde, los partidos políticos se pegaban unas palizas allí entre ellos y tal y patatín, pero la gente iba a votar, y votó la Constitución, fue un 90%, ¿no?, un 90 y tantos, o sea que…, y con toda tranquilidad, con las urnas, ¡en fin! y no había…, la costumbre de votar era muy reciente, se hizo con mucho rigor y con mucho tal, yo recuerdo venir de Alicante me fui a mi mesa, votamos mi mujer y yo, y nos volvimos tranquilamente.  

PARTIDOS POLÍTICOS: 

P: En esos años Alejandro, en esos años había, ¿estaba organizada la extrema derecha en Albacete?, ¿había extrema derecha?

ABA: Pero muy superflua, o sea, había, sí estaba Fuerza Nueva que era unos chicos muy…, pues muy de…, yo tengo muchos amigos de esos porque todos estos chiquitos de la OJE ¿eh?, estaban en la OJE, pues eran…, se hicieron muy extremistas ¿eh?, la mayoría, unos se hicieron…,  la mayoría se me hicieron de izquierdas, yo algunas veces, después si eso os lo cuento cuando lleguemos al ayuntamiento y ya más adelante, yo muchas veces cuando los critican y tal, yo me he llevado muy bien con ellos y me sigo llevando ¿eh?, me sigo llevando, he tenido con ellos anécdotas que os puedo contar, de chicos que tú conoces Antonio Navarro ¡en fin! todos estos, y me he llevado muy bien con ellos y he tenido…, ya os contaré anécdotas de esas, pero yo alguna vez les he dicho que me sentía muy responsable de que se me hubieran hecho del Movimiento Comunista, porque los chicos que estaban en la Organización Juvenil, y con nuestras actividades juveniles, nosotros les hablábamos de España, de libertad, de justicia, de igualdad de tal, pero los chicos cuando se hacían mayores, que ya cogían sus 18 años, y se iban a la mili, o se iban a la universidad, ya vivían otro mundo ¿eh?, veían otra perspectiva distinta de eso que yo decía de la justicia, tal: “pero si tú te has hecho del Movimiento Comunista porque yo te imbuía justicia y libertad y tal y cual” vamos soy yo responsable, muchas veces lo digo en las reuniones con los míos y tal y cual, “no si yo, no enfadaros, yo tengo la culpa de todo esto”, y había chiquitos también, tú conoces también a muchos de ellos, que a mí no me perdonaban que yo no fuera de ellos ¿eh?, o sea, que iban por ahí, ¡en fin!, y hubo momentos sobre todo al principio que yo tenía que tomar mis precauciones porque eran un poco violentillos, ¿sabes? pero ¡en fin! no tuve, afortunadamente, ningún tipo de problema, pero sí, no entendían esa actitud mía, de haber pasado a ese tema, que fue una decisión mía personal y pensada, igual es que soy un poco atípico, yo he hecho siempre…, me he equivocado mucho, mucho, muchas veces, pero he hecho lo que he creído que tenía que hacer ¿eh?, y por eso cuando, tanto como cuando entré en UCD como cuando me fui de UCD y entré en el CDS que es por donde nos hemos quedado antes, pero ¡en fin! no sé…, te estoy diciendo muy difícil para esto ¿no?, bueno.

ELECCIÓNES: 

P: Primeras elecciones municipales, primeras elecciones democráticas, ¿participa en esa campaña usted Alejandro?

ABA: No

P: ¿No está en Albacete?

ABA: No, no participo, pero sí estaba ya en Albacete, era en el 79 ¿no?

P: Sí

ABA: Estaba en Albacete, ya en la delegación de Cultura ¿eh?, estaba en la Delegación de Cultura entonces lo viví y además tengo un recuerdo, no participé, o sea, voté, voté, estaba en UCD.

P: En esa primera corporación municipal, es que ganó UCD, pero gobernó…

ABA: Gobernó con el Partido Comunista

P: … el PSOE

ABA: Había 5 me parece del Partido

P: Sí, sí, sí.

ABA: y entonces ¡claro! le dieron el Ayuntamiento a Salvador, y bien. Era…, Pedro Romero era el alcalde…, el candidato de UCD.

PARTIDOS POLÍTICOS:  

P: ¿Cómo surge, cómo surge CDS?

ABA: Yo estoy tranquilamente en la playa que es el mes de julio, en Alicante de vacaciones, y oigo que se crea…, que Suárez que va a fundar un partido político y tal. Bueno, pues este es mi partido, o sea, así, pero así sin más. Me vengo rápidamente a Albacete, me paso por la..., eso en verano, en pleno verano, dejé allí a la familia, me vine, paso por el partido, les pido un folio y les presento la dimisión de tal porque me voy a ir a presentarme a Suárez y pasar al partido y

tal, bueno y ya está. Entonces me voy a Madrid con varios amigos de los míos, pues aún teníamos que nos conocíamos de antes y tal: “oye, mira está Suárez que va a fundar un partido, hay que hablar con él, tenemos que ayudarlo que tal, porque ya veíamos que se había ido, ya te digo yo, pensé que por deslealtad del rey con él en aquel momento, esto lo tengo clarísimo,  porque cuando ocurre lo que ocurre aquel día y con lo de Gutiérrez Mellado y tal, y él va allí a darle las novedades después, le tenía que haber dicho: “rompe la carta de dimisión y sigue de presidente, y sanseacabó, no hay más votación” y ya está, y si lo hace se hubiera arreglado el asunto, pero no, ya el rey tenía otros problemas y otra cosa, pero bueno, ahí no voy a juzgar ahora al rey ni mucho menos y más que no está.

Entonces me fui a Madrid con estos, y me encuentro a…, pregunto dónde estaba la sede, por lo visto estaba en Génova entonces, en Génova un poco más arriba de donde está ahora…, allí pues en unos pisos viejos y tal, y ya paso por allí que…: “¿quién es usted?, que ¿qué quería?, “pues mire usted, yo quería venir aquí a ver, a informarme sobre el partido”, tal. No se sabía que se iba a llamar CDS, ni nada ¿eh? todavía, simplemente que iba a haber un partido, y yo me enteré a través de un compañero mío que vivía en Madrid, y que conocía a alguien que sabía de eso y tal, y me llevó él allí, que luego me lo traje yo de candidato a diputado, yo fui candidato al Senado en el 82, y a él lo puse de número 1 porque no tenía candidato para... Este conocía a Agustín Rodríguez Sahagún, porque Agustín Rodríguez Sahagún lo había nombrado a él. Y así, así empezó el CDS. Y entonces, yo ya con estos amigos un día ya quedo con Agustín, esto era ya en el mes de julio, y el CDS nació en julio, últimos de julio, que se adelantó todo y se precipitó, porque las elecciones eran en el 82 ¿eh?, y ya en el 82 hubo que hacer las listas, hubo que hacer tal, entonces ya pues fui por allí, fui el coordinador no sé qué era, yo era algo el encargado ¡vamos! era el encargado de ese tema y así empecé.

P: Y Alejandro, y de qué corrientes…, dentro de UCD creo que hubo dos corrientes: una más continuista ¿no? y otra, otra más aperturista, y el CDS ¿de qué corrientes se nutrió?

ABA: Era más progresista.

P: Más progresista

ABA: Más progresista. De hecho, de hecho en esas elecciones del 82, que salió solo que Suárez, votó la investidura de Felipe González, o sea, que era centro progresista, era centro progresista total y absoluto e incluso los restos de UCD…, él no quería ¿eh?, cuando empezamos él no quería repetir, él quiso hacer un partido político, no tener los mismos problemas que había tenido con UCD, de hecho, yo creo que fuimos el primer partido a pesar de ser ya el 82, dónde la gente pagaba su cuota, la cuota se pagaba en Madrid, luego nos la devolvían, se quedaban con un 1%, nos devolvían, para que no pudiera participar en ningún proceso electoral nadie que no hubiera pagado sus cuotas con el tiempo que…, ¿sabes? todo el mangoneo ese ahí de elecciones internas de los partidos y tal, él lo llevó eso a rajatabla. Total que ya empieza a funcionar…  

P: Y de hecho el CDS obtuvo muy buena representación en las...

ABA: ¿Qué?

P: Qué tuvo muy buena representación en…

ABA: Sí. En el 82 no la tuvimos.

P: Y en las del 86, en las elecciones generales.

ABA: En las del 86, ya me presenté yo de candidato, ya era yo candidato, en las primeras del 82, fui al Senado

En el 82 no tenemos resultado, solo este tal, y en el otro tampoco, al final logramos, si ya llegamos a tener 40 o 45 diputados y ya en las siguientes, en las siguientes que fueron las regionales, porque en las primeras no me presento, fue cuando me presenté yo y fui diputado y ya sí que tuvimos buenos, ¡bueno! buenos resultados, tuvimos 4 diputados, pero 4 diputados entonces, sin una peseta ¿entiendes?, y con un Bono pletórico que era el candidato, pues fue un exitazo.

P: Y en una autonomía que tenía todo por hacer ¿no? Estaba…

ABA: Todo, todo, todo. Era la segunda legislatura.

P: Era la segunda legislatura, pero...

ABA: Esa ya fue tal, pero ya te digo, pasó…

P: Tendrían muchos retos que…

ABA: Sí,

P: …cumplir.

ABA: y el CDS, por eso Suárez nos tenía cariño, nos tenía cariño, nos teníamos… Afiliamos a mucha gente, teníamos…, hicimos una sede allí enfrente de la catedral, y él vino varias veces a Albacete, y tuvo que ir…, los primeros actos importantes que tuvo él en el 82, los tuvo en Albacete. Yo me acuerdo que le hicimos una, un sitio…, pero no eran todos militantes ¿eh?, eran amigos, amigos personales que llevábamos allí, venga en esta mesa mis amigos, en la mesa los amigos de los otros y tal, entramos y fue en el Hotel Internacional que ahora se llama Posada Real, creo ¿eh?, y tenía un bar a la puerta, tenía una barra y luego dentro estaba el comedor, y ya sabes lo que pasa, yo que les dije a todos que se pasaran al salón, que no hubiera nadie en la barra, pero no, la gente en la barra. Total que cuando llega Adolfo Suárez y ve en la barra a 50 o 60, se puso tan contento, dice: “hombre Alejandro, has juntado gente aquí”, digo: “¿gente?”, digo: “estos sinvergüenzas que están ahí molestando” y se queda así y tal, y ya los echó para dentro, y dentro había 500 personas, o sea, que era la primera..., eso lo comentó él varias veces, primer acto así del principio ¿eh?, te estoy hablando de antes de esas elecciones, en el 82 ¿eh?, de esas. 

Y ya pues empezamos a trabajar, a trabajar, a trabajar, y la verdad es que trabajamos mucho, todo el grupo ¿eh?, a nuestras expensas porque no tal, íbamos por los pueblos. Yo echaba gasolina en Pozo Cañada, y le decía al de la gasolinera: “échame 7 pesetas de gasolina”, me echaba 7 pesetas y yo aprovechaba para preguntarle: “oye, ¿aquí de Suárez hay gente?”, “sí, mi tía es de Suárez”, (inaudible 01:01:09) tal “y tu tía, ¿dónde está?”, “está en su casa”, “y ¿dónde vive?” tal, tal, brrr, allí. Desde allí nos íbamos a Tobarra. En Tobarra echaba otras 7 pesetas de gasolina ¿sabes?, “y oye, ¿y aquí de Suárez? y tal”, “esos ahí en el bar, está no sé quién y tal en el bar enfrente” nos íbamos al bar de este que luego fue diputado, Adolfino, tú lo conocerás, diputado provincial, él fue concejal y diputado, que también es buen pájaro, pero era trabajador, era el secretario porque era el que más trabajaba ¿sabes? yo todos los días tenía a 5 diciéndome que lo quitara de en medio, siempre, porque era, no sé si lo conocéis, sabéis como es su carácter ¿no?, es secretario de las Peñas ahora, pero es un fenómeno, ahí ayudó mucho, no hubiera sido posible el CDS sin él, ¡fíjate!.

P: ¿Y cómo se produjo la caída del CDS? 

ABA: Bueno la caída del CDS fue…

P: ¿Fue producto del bipartidismo que luego se instaló en este país?

ABA: La caída del CDS es…, yo que no he sido bipartidista hasta ahora ¿eh?, yo me convencí en la práctica de que eso de los partidos bisagras aquí no funciona, y nos lo han demostrado, nos lo ha demostrado ahora la situación actual de Ciudadanos, y les ha pasado lo que nos pasó a nosotros.

En algunos sitios pactábamos con la izquierda ¡en fin! es que era una situación insostenible, y ¡claro! pues eso, y luego surgió también esas pequeñas, ese efecto virus de la política de las ambiciones personales ¿no?, que hubo algunos que querían más de lo que daban ¿sabes? y entonces empezaron a crear pequeños problemas, que si el secretario, que si el otro que si cual, y bueno pues llegó un momento en que llegan las elecciones y no tenemos resultados, no tenemos resultados y donde habíamos sacado diputados, los perdemos. 

P: Y usted estando en activo en política, como diputado en las Cortes Regionales, abandona el CDS.

ABA: Sí.

P: Y se retira.

POLÍTICA: 

ABA: Me retiro de la política, sí.

P: Se retira de la política. ¿Qué pasa ahí?

ABA: Pues fue…, igual que ese día en la playa, leyendo Diario 16 allí en la sombrilla y yo me entero de que se crea ese partido, y que pensé que podía hacer falta que podía echar una mano, yo llegué a la conclusión, después de una reunión que tuvimos allí con varios y con esos problemillas que te digo de que ya surgían grupos y tal, me querían involucrar en grupos, y yo no quería estar en ningún grupo, ¿me entiendes? y además no solamente eso porque yo podía haber escogido grupo, o haberme quedado sin ningún grupo, pero es que me vi no útil, o sea, vi que no podía hacer nada, es decir, incluso en el Parlamento teníamos 4 diputados, pues ya había dos que ya estaban creándome problemas, o sea que , uno sí que era partidario del uno y otro del otro, y aquello ya era un pequeño…, no sé si me entiendes, un pequeño infierno porque yo estaba…, no es que quiera yo aquí presumir aquí de bueno, que no lo soy, pero yo tenía otra ilusión, yo tenía la ilusión de partido, yo me había convencido con la idea de Suárez y esto me está, me crea problemas aún en el partido muchas veces mío, en el de ahora en el PP, que ahora te diré como entré en el PP ¿eh?, que eso fue, ahora seguimos pero te adelanto esto, a veces cuando empiezo yo: “cosas de Alejandro, cosas de Alejandro” ¡claro! porque yo creo que lo que hace falta es tener partido, partidos fuertes y serios y muy comprometidos, que formen a la gente, que preparen a la gente, que cuiden a la gente cuando tienen problemas, eso no hay, y como no lo hay yo lo critico, pero es a lo que aspiraba Suárez y lo que a mí me ilusionaba. Entonces yo vi que ya no podía hacer nada, si es que no servía para nada, yo en las Cortes no pintaba nada, tenía la mayoría absoluta el PSOE

Y ya cuando me fui, hablé con Suárez y se lo dije: “vamos es que no puedo aportar nada, es que estoy…, y tal”, y él se fue a los 4 días.

AYUNTAMIENTO:  

P: En 1995 se vuelve a reenganchar a la política.

ABA: Sí, yo dejo esto.

P: Y forma parte del equipo de Juan Garrido ¿no?

ABA: Yo lo dejo en el 93, y ya me dedico única exclusivamente…, dejé también, hubo un cambio de estructura en la delegación y desapareció la dependencia, quitaron la jefatura de dependencia, e hicieron secciones ¿eh?, y entonces, yo renuncié a Cultura y concursé a Deportes que era un poco mis orígenes ¿no?,  porque entre otras cosas, ¡claro! yo era el que más puntos tenía de todos, por todas estas historias, por haber sido Jefe de Dependencia que era el que más nivel tenía y superaba a todos en 2 puntos, y entonces yo dejé Cultura, porque si no, se hubiera quedado un amigo mío sin ser jefe de nada, que era Miguel Aparicio, que era un compañero mío, el mayor de los nuestros, el que a mí me metió en instituto que era profesor de gimnasia, es el que me metió en la OJE, a mí me inició, y me ha querido mucho y yo a él también ¿eh?, y ha muerto también el pobre y entonces pues yo pedí Deportes para que él pudiera pedir Cultura.

Entonces como yo estoy en este tema, tengo una gran relación con mucha gente del deporte, porque hacemos competiciones deportivas, trabajamos con las federaciones etcétera, etcétera, etcétera. Y entonces Juan Garrido, que había sido alumno mío, me ve un día y me dice que colaborara con él, que si quería colaborar, que: “mira Alejandro, es que creo que voy a ser alcalde” sabes esas cosas que se dicen en secreto: “hombre me parece bien, ya está bien de políticos de campanillas aquí para alcaldes y tal, me parece muy bien” total bueno, pues sí digo: “bueno pues nada, no te preocupes, yo…”, y entonces yo pensé en un chico para concejal de deportes , porque yo ya había dejado el CDS y me había quedado desnudo ¿eh?, había ganado mucho ¿eh?, en la familia tal, porque efectivamente me fui porque era incapaz y porque yo vi que tenía abandonada a mi familia. Tengo una mujer, que mejorando lo presente, no tiene precio, o sea, yo no hubiera hecho absolutamente nada si no hubiera sido por ella, porque me ha aguantado todas estas cosas.

Bueno, pero a lo que te voy, entonces yo tenía esa ilusión, empiezo a trabajar, empiezo a trabajar, empiezo a trabajar y ya, cuando faltan 10 días para las elecciones, y ya le digo a Juan…, Juan en ese sentido no fue legal conmigo porque me tenía que haber avisado antes ¿no?, y dice que no podía ser, digo: “¿cómo que no puede ser?”, “no, mira Alejandro…” y es porque iba su hermano, el hermano Agustín Fernández iba de concejal que yo no lo sabía, ni sabía quiénes iban a ser los concejales, ni Dios que lo fundó, ni yo tenía proyecto de volver a la política, y me dice que no puede ser, ¡claro! si va un hermano que iba de urbanismo y de número uno, número dos y tal, digo: “pues lleva razón, ¡ea!”, “¿y quién?”, “pues yo que sé, no sé yo te dejaré todas las listas” que tenía con los domicilios y los teléfonos de los presidentes de federación, de tal, había hablado con todos ellos, los había ilusionado con que había que apoyar a un concejal que les ayudara, ¡en fin! habíamos montado un tinglado de…, muy gordo, muy gordo ¿eh?, incluso con chavales de la OJE, con estos, con lo otros, venga del deporte tal y tal, todas las federaciones y…, ¡en fin! empezamos con el rugby también que estaba abandonado, que no existía ¡en fin! etcétera. Bueno, pues como me dice que no, yo ya me quedo que no tal… Él estaba entonces en el CSIF de secretario o de presidente Juan Garrido, y enfrente del CSIF, me llama al día siguiente a una cafetería allí a tomar café y me dice: “oye, ¿ y por qué no tú?”, digo: “Juan, te echan del partido, si tú les vas diciendo ahora, yo ¿eh?, que he estado luchando contra el PP en las elecciones que tal y que cual”, “no, no, no…”, “como ni se te ocurre es una locura tal y cual”, y me llama por la noche a casa, que había hablado con el presidente (riendo), que era este, no me acuerdo como se llama ahora, pero bueno…, Martínez Paños, y que le había dicho que le parecía muy bien. Coincidía con la época en que Aznar se puso el cartel de centro detrás, ¿no os acordáis? que tal y quisieron recuperar a gente de centro de tal. Total: “¿qué te ha dicho…?”, “que sí”,  bueno pues yo ya: “que me lo digan a mí, Juan, tú no, que me lo diga él”. Total que me llama a la mañana siguiente a la Delegación este que vivía en la calle Carcelén, me voy a la calle Carcelén, estaban allí, me explican y tal y que cual,  total que, como siempre, sin consultar ni a Dios ni al diablo, le dije que sí, y dice: “bueno pues como independiente”, y digo: “no, como independiente no, como PP no, porque no soy del PP, pero yo independiente eso me ha parecido un truco de los políticos, por si las cosas salen mal, escaparte por ahí, que tú eras independiente y tal ¿no?, de modo que no”, “bueno ¿y de número?”, digo: “hombre de número…” ya sabes que eso es una tragedia las peleas por los números, digo: “hombre de número yo que sé, pues vosotros veréis pero lo que sería absurdo es que me pusierais para no salir, no tendría sentido ¿no?”, dice: “no, no, ¡claro que no! que sí”, entonces me pusieron de número 7 me parece, me pareció bien y tal, y ya me metí y eso fue otra aventura, y muy positiva ¿no?. Ganamos y efectivamente tuvimos…, tuve allí mi encuentro otra vez con los chicos de la OJE, ahí me encontré con los sindicalistas del Movimiento Comunista, Antonio Navarro, compañía. Bueno, yo entré para Deportes nada más ¿eh?, porque ya él quiso que me encargara de Cultura, y tal y digo: “mira Juan…”, eso ya una vez que ya estábamos dentro: “yo me encargo de Deportes que es para lo que he venido”, y empiezo con las pistas de atletismo, con tal, con lo mío.

P. Pero fue concejal de Personal, también, ¿verdad?

ABA: Juan me dijo, como yo era el mayor, pues: “encárgate tú provisionalmente”, provisionalmente es que terminé. Pero aquí sí que se dio una circunstancia, igual que hasta aquí me he defendido bien, porque ya te he dicho he sido muy feliz en mi vida en estas cosas que he hecho, de esto no tenía ni idea, o sea, yo jamás en ningún cargo que había tenido antes, me había encargado de secretaría, ni de administración, ni de personal, yo en actividades, actividades, viajes, cosas de esas, y entonces pues me encuentro con las comisiones de personal con el tal, y el follón de los sindicatos etcétera, y yo sin experiencia sindical y tal. Pero me encuentro allí algo que para mí fue muy grato, Antonio Navarro, que era secretario de Comisiones Obreras, el chico de UGT, los otros tal y empezamos. Total que ya empecé allí y estuve con ellos y aprendí mucho de ellos, o sea, la verdad es que aprendí porque me llevaban un tema, lo estudiábamos y si yo creía que llevaba razón se la daba y si no, no.

Hicimos por primera vez convenio cada 4 años, porque ¡claro! no se podía estar todos los años, peleándonos dos, tres meses peleándonos por encontrar un convenio, vamos a hacer un convenio para 4 años.

Y después, pues con esas cosas como te he dicho antes, “de cosas de Alejandro”, porque yo les digo la verdad a todos ¿eh?, no me ando con historias, yo sigo pensando que un partido es otra cosa, que es aquello y sobre todo de llevarnos bien, Suárez siempre insistía en eso ¿no?, de que hay que llevarse bien con todos los partidos, ¡en fin! que era demócrata, o sea, pero procedía del Movimiento Suárez, pero era demócrata ¿eh?, mucho más que todos los demás y así empezamos.

Y ahora ya pues últimamente no me hacen ni puñetero caso, pero bueno sigo en el Comité Regional. Me sorprendió porque me pillo en Jerusalén, en un viaje que hizo el obispo Ireneo, digo Ireneo no, este el último (inaudible 01:13:37), Ciriaco y era la despedida y organizaron un viaje de las parroquias de tal a Jerusalén, yo tenía curiosidad, y era la única ciudad esta, de las 5 que hay ¿eh?, la única que no había visto era esa, pues nos fuimos y estando allí me llamó él que sí quería contar conmigo para el comité regional, y me metió en el comité regional, y soy el presidente del Consejo Asesor del partido, pero soy un presidente de un Consejo Asesor, que nadie quiere que lo asesore y nadie quiere que le aconseje, y entonces así estamos y tengo mis “filípicas” con ellos, porque les veo muchos defectos también ¿eh?.

P: Pues muchísimas gracias.      

ABA: Bueno que eso es un poco mi vida.

P: Muchísimas gracias por prestar su testimonio.
 

Bookmark and Share

Arriba Enviar a un amigoEnviar a un amigo Volver AtrásVolver Atrás

 PresentaciónTemasBúsquedaRetratosCEDOBIProyectosNormasContactoEnlaces | Mapa Web | Aviso Legal | Política de Cookies
Instituto de Estudios Albacetenses "Don Juan Manuel" - 2015
Esta página esta optimizada para navegadores Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0
Diseño y Desarrollo web Im3diA comunicación