Umbelina López Pérez

Umbelina nació en Villa de Ves. Nos habla como ha cambiado el pueblo, donde actualmente ya no vive nadie. Su familia trabajaba en las huertas hasta que la construcción de un embalse hizo a la mayoría del pueblo emigrar. Nos cuenta sus recuerdos de la infancia, cómo era la escuela, los trabajos en el campo, anécdotas con los trabajadores de la central que vivían en el poblado del Molinar. Nos relata cómo vivieron la postguerra, encuentros con maquis y las represalias que hubo. Su padre trabajó también bajando troncos por el río Júcar, donde también iban a pescar y a nadar.

Fecha de entrevista: 02/07/2021

Comarca: La Manchuela
Municipio: Villa de Ves
Provincia: Albacete
Pais: España
Año Nacimiento: 1934
Género: MUJER
Entrevistador/a: Antonio Lucas (Producciones Bressol)

Pues me llamo Umbelina López Pérez. Nací aquí, en la casa de ahí más abajo, que era de mi madre, tengo 87 años. Y  he vivido aquí hasta que mi padre se murió, que estaba enfermo. Y cuando se murió él, me fui a Valencia y hace 55 años que vivo en Valencia. Pero no he dejado de venir ningún año en vacaciones en Semana Santa, en fines de semana.

 

EL PUEBLO

Bueno, yo soy de aquí, estamos en Villa, lo que era antes Villa de Ves, Albacete.

Entrevistador: ¿Y ahora cómo se llama?

Ahora le han puesto, bueno, lo han cambiado ya, ahora la han puesto la Villa. Pero antes le decían el barrio Santuario, pero eso no es un santuario, es una Iglesia. Esto era el pueblo y arriba era la aldea, lo que ahora pone Villa de Ves era la aldea de aquí, de Villa de Ves y aquí era donde estaba el Ayuntamiento, el médico, escuela de niños y de niñas, y sindical y claro, el pueblo era muy grande, lo que pasa es que hay barrios enteros que los han dejado caer, porque aquí cuando hidroeléctrica hizo la presa, si el Ayuntamiento no hubiera sido el primero que cogió tajá. Se hubiera impuesto. Hidroeléctrica entonces hubiera hecho lo que le hubiera dado la gana, podría haber hecho aquí una fábrica de cerámica que desde aquí más para allá, se ve la que sacaban para hacer esta presa, que está hecha de arcilla.

 

(Río) (Pantano)

LA PRESA

La primera presa de arcilla que yo vi hacer los cimientos y terminarla, pues yo tenía 13 años cuando vino la primera máquina de sondeos del País Vasco. Y yo bajaba a un paraje que hay ahí que era donde vivían los trabajadores de Hidroeléctrica. A llevar leche al médico y a los que me pedían, de cabra porque aquí vacas no había. Y lo vi hacer los cimientos y eso, echaban una capa de arcilla ahí donde está la presa y con un robot. Hacían rum, rum, rum, eso sí, aquí ya vinieron entonces esas grúas y palas grandísimas, que cuando fui a Valencia lo dije y me dijeron, bah en tu pueblo, digo pos sí, mi pueblo. Y aquí traían las piezas que pusieron ahí, en camiones que tenían que hacer maniobras en las curvas para pasar, camiones. Uno se llamaba Tornicló, me acuerdo. Y aquí vino gente de Andalucía, de Galicia y eso.

 

(Central energética)

LA CENTRAL HIDROELÉCTRICA

Y cuando hicieron la primera presa para hacer la central que está, que no se puede pasar porque en el 82 se llevó la carretera el agua. Pues esa central la inauguraron en el mil, en el 910 (1910). Iba la luz a Madrid desde aquí. Había un cuartel de la Guardia Civil enfrente de la central para cuidar, porque allí trabajaban 3 turnos. Iba el agua en la presa que está aquí bajo, iba el agua por el canal, por unos sitios se veía el canal y por otro se iba por un túnel y la que sobraba se iba por el río y cuando hicieron esta primera presa que era la luz que iba a Madrid, una hermana de mi madre se casó con un portugués. Desde Portugal habían venido a trabajar aquí.

 

(Huerta)

TRABAJOS EN EL CAMPO

Aquí se trabajaba el campo y la huerta. Vivíamos de eso, del secano se sembraba cebada, trigo, centeno, avena. Y en la huerta había de todo, había frutales, de todo, manzanas, peras, melocotones de ciruelas, cerezas, de todo y en la, en la eso se sembraba, pues patatas, cebollas, zanahorias, de todo. Aquí venía de la huerta con un cesto de fruta de albaricoques recién cogidos buenísimos, y como teníamos más que eso, se los echamos al cerdo. Aquí no. Alguna vez iban a vender a Casas de Ves porque en Casas de Ves no había ni agua, daban un cántaro para 3 días a cada casa.

Aquí sí, aquí había la fuente que estaba cayendo siempre, el pilón para beber las caballerías llenas y la que sobraba al lavadero, que está allí al lado. Y lavábamos en el lavadero. Antes aquí el agua en las casas no había, había que ir a la fuente por ella para beber. Y luego lavar en el lavadero o íbamos a otro, que hay más lejos que se llamaba, se llama la fuente buena. En ese lavaba de rodillas, nos íbamos en verano bien temprano para ir con la fresca lavábamos, secábamos lo que podíamos en las piedras que había al lado de la fuente y luego nos veníamos con la ropa más seca y en invierno, pues aunque estuviera mojada como no hacía calor, pues te venías. El jabón hecho en casa con el aceite que sobraba de freír, que nosotros aún hacemos.

 

(Escuela)

LA ESCUELA

Yo sí, hasta los 14 años, pero aquí cómo era el pueblo que era, venía una maestra, en cuanto tenía otro sitio mejor se iba. Estábamos sin maestra. Venía otra y luego si tenías que ir a escardar te mandaban a escardar y si tenías que ir a la huerta, te mandaban a la huerta y perdías días y a los 14 años ya no había colegio. Así es que, pues hasta los 14 años. ¿Entonces todos juntos? No, tú ¿Que has dicho? En aquellos tiempos. Pues era un eso con, con ventanas grandes y una pizarra en la pared. Grandísima. Y ya está y tiene un muro. Aún queda parte del edificio que lo compró, el que vino a poner el agua potable. Y luego a la mujer no le gustó, y no ha hecho nada, pero aún está la de las chicas. La escuela de las chicas estaba abajo y la de los chicos arriba. Pero juntos no, ni revueltos tampoco. Entonces, no es lo de ahora, entonces se pasaban y ahora también se pasan, un término medio es que no hay.  Éramos muchas. Sí, muchas.

Entrevistador: ¿De todas las edades?

Sí, claro, aquí solo había una escuela, íbamos de todas las edades. Sí.

Entrevistador: ¿Os enseñaban todo?

Sí, bueno, los Reyes Godos, que si no lo sabíamos nos ponían de rodillas, encima el libro, porque no estudiábamos. Entonces eso, los puntos cardinales, las ciudades, como es todo eso.

Entrevistador: ¿Te gustaba la escuela?

A mí sí, y me hubiera gustado estudiar cómo ha estudiado mi hija. Me hubiera gustado, y a lo mejor también habría llegado lejos.

 

(Huerta) (Pantano)

LA FAMILIA

Pues nosotros éramos 5 hermanos. Mis padres y 5 hermanos, éramos 7. Teníamos un par de caballerías y teníamos carro que pasaba por allí para ir a mi casa. A casa de mi madre. Y vivíamos, ya te lo he dicho, del secano y de la huerta. A lo único que no he ido es a segar, porque mi hermano decía que lo que segábamos nosotros en todo el verano lo hacía él en una mañana y no nos veía arrastrados todo el verano detrás de él, pero otras mujeres sí iban a segar también, sí, pero a trillar también íbamos, a las sedas que están ahí a la entrada del pueblo que dan más para arriba y a trillar si íbamos, sí.



LAS HUERTAS BAJO EL EMBALSE

Entrevistador ¿Dónde estaban las huertas?

Ahí, debajo del agua, debajo del agua están todas,

Entrevistador: ¿Cómo debajo del agua?

Claro. Cuando embalsaron las tapó el agua, porque entonces Hidroeléctrica hacía lo que le daba la gana y los primeros que tenían que haber puesto cara, que fue el Ayuntamiento, fue el primero que se vendió. Entonces, claro, pagaron como quisieron, midieron como quisieron y bueno, mi hermano, el mayor, cuando fueron a medir la nuestra, dice, no voy porque me voy a liar a hostias hablando claro, y voy a salir perdiendo, porque claro, Hidroeléctrica entonces claro, cuando fue a Cofrentes, ya no hizo lo que aquí. Allí ya hizo de regadío, lo que les quitó de secano les puso de regadío y pago las huertas. Y ahora con la nuclear, pues bueno, Cofrentes está a tope. Entonces aquí, pues eso ya no había la vida que había y pues unos se fueron a Bilbao, otros a Valencia, otros a Madrid, otros, nosotros, mis hermanos mayores se fueron a Valencia y al final pues terminamos, todos menos mi padre, que se había muerto. Todos terminamos en Valencia.

 

(Pantano) (Central energética)

TRABAJO EN LA PRESA

Sí, en la presa trabajaron, la obra duró 10 años. Y claro que había trabajo, pero cuando se terminó la presa ya no había trabajo, yo llevaba la leche antes de la hora del colegio a ese paraje que se llama Molinar. Que eran casas de los trabajadores de Hidroeléctrica, muy chulo. Que ahora, como lo han dejado perder todo, pues ahora lo quieren, pero ahora vale mucho dinero.

 

EL POBLADO DEL MOLINAR

Allí vivían  trabajadores de los que trabajaban en la central, que iba la luz a Madrid. Pero es que en la de enfrente de la central también había viviendas, que también vivía gente y otros que vivían aquí, que iban desde aquí a trabajar a la central, porque la central eran 3 turnos. De donde más vinieron de Andalucía. Pero también vinieron gallegos, y de Albacete, y de los pueblos de Albacete, y eso. Y, pero luego, claro, cuando se terminó la presa, pues cada uno se fue a buscarse la vida a otro sitio.

Era precioso lo que tenía en la casa, la casa del jefe era una maravilla y se han llevado hasta la verja del jardín, tenían un jardín precioso. El día de Santa Mónica, que es la Patrona de la de allí y hacían fiesta, y además íbamos. Teníamos una prima que vivía allí, íbamos, tenían un economato que Hidroeléctrica les servía de todo, bueno, menos pescado y carne y eso no, pero de lo demás Hidroeléctrica. Pero cuando se fusionó con los Vascos, se terminaron los chollos, que entonces, Iberdrola no es ya Hidroeléctrica, antes era Hidroeléctrica Española, pero cuando eso, con los vascos ya era Iberdrola, y ahí se terminaron antes, aquí trabajaban todos los hijos de los que trabajaban allí, pero cuando se vinieron los vascos, ahí se terminaron los chollos. Era muy bonito, era muy chulo. Todas las calles llenas de jardines, todo con fruto, árboles frutales por todo, la Iglesia aún estaba un poco decente, pero bueno,  ya nada, han acampado y mierda hay allí, porque, vamos, nosotros la última vez que estuvimos, basura, yo no me explico cómo la gente es tan guarra.

 

(Fiestas)

FIESTAS EN EL PUEBLO

Aquí había carnavales, había fiesta, la fiesta del Cristo que es el 14 de septiembre, los chicos hacían en el trinquete pelota, una especie de verbena y traían músicos, había baile, venía pirotécnicos de Ayora que por cierto, estaba en mi casa, mi padre les ayudaba a eso en la fuente y venían a vender cosas ahí a detrás a la plaza y eso. Quincalleros son los que en Valencia, dicen una paraeta que hay de todo, pues eso, pero claro, venían pues con carros y ponían ahí la paraeta y ahí  estaban dos días, que eran las fiestas y luego pues claro, se iban. Pero el pirotécnico era de Ayora venía siempre todos los años a mi casa, mi padre la ayudaba.

 

(Oficios - Muerte)

TRABAJO DEL PADRE

Porque mi padre cuando hicieron la presa, era el jefe del polvorín. Él hacía todas las cargas de los barrenos que hacían. Y allí en donde están las compuertas. Una mañana se mataron 7 de una vez. Como tiraban barrenos, había, estaban esperando el turno que saliera de la noche para entrar el de la mañana y cayó una piedra que había desprendida y mató a 7 de una vez. Él hacía todas las cargas de los barrenos que echaban en la obra. Sí, era un trabajo. Mi padre le gustaba mucho la pólvora. De la presa arriba de Cofrentes. Son 17 km de túnel que va el agua a un a un depósito de carga grandísimo y de allí baja el agua por 3 turbinas a la central que se llama Basta. Y cuando sale de la central de Basta se Junta con la del Cabriel y se baja hacia abajo con la del Cabriel junta. Y vino Franco a inaugurar la central de Basta y yo estaba allí entre los falangistas cuando vino, sí, aquí, Uy, estos Franco, Franco Franco. Y dice ¿Usted, tú, porque no dices Franco? Digo, porque no quiero. Y no.

Entrevistador: ¿Usted sería una chiquilla, no?

Pues claro, pero bueno, tenía ¿cuántos? Pues sí, tenía 13 y duró 10 años, tenía ya 23 años, pero no me ha dado la gana de decir Franco, porque no me iba a mí eso, ni me va. Yo los políticos aparte y aquel que era un dictador, menos.

 

(Posguerra)

LA POSTGUERRA

Y cuando se terminó la guerra aquí hicieron un arco en la fuente y antes de pasar, tenían que levantar la mano todos y mi hermano mayor se ponía de un... hicieron un arco y tenían que pasar por allí, claro, si se iban a donde fueran, al campo, a la huerta con las caballerías o con el carro, tenían que venir y entrar por ahí, tenían que parar y decir arriba España, Viva Franco.

Entrevistador: ¿Si no lo hacían?

No pasaban. Así era, había de derechas y de izquierdas, como en todos los sitios, pero no, no. Se llevaban bien. Sí. Algún imbécil había. Mi padre tenía una escopeta buena que había ido a Albacete a comprársela y la tenían que entregar en el Ayuntamiento. Y mi padre dijo que no la entregaba, pero mi hermano mayor era muy cobardica, y empezó padre: entrégala, que nos van a detener, que eso. Y la entregó y luego se la paseaba el alguacil por la puerta colgá el hombro. Y le dijo a mi hermano, no me compro otra escopeta porque si no cuándo pasara con la mía al hombro le pegaba un tiro y lo dejaba ahí.

Y mi padre hacía aguardiente, teníamos un alambique que aún lo tenemos. Bueno, aquí se decía caldera del aguardiente, pero su nombre es alambique. Y vinieron carabineros a buscar, la caldera que decían entonces y mi padre se puso en la puerta, ya se había  terminado la guerra. Mi padre se puso en la puerta y dijo que tenían que pasar por encima de su cadáver para entrar y no estaba allí dentro de su casa porque estaba en otro sitio que lo hubiera dejado pasar y no la habían encontrado, pero mi padre era así de chulo, pero le podía haber costado cara la chulería porque entonces le pegaban un tiro a uno y.

Quemaron en la Iglesia a, un Santo quemaron y eso, pero arriba hicieron más, entraban el burro a la Iglesia a beber agua, la pila bendita y eso, aquí fueron más moderados.

 

LOS MAQUIS

Sí he estado en la cueva que estaban y la gente les llevaba comida y yo he ido a la cueva que está enfrente. Está en la cueva en la que estaban los Maquis.

 

(Huerta)

ARRENDAR LAS TIERRAS

Aquí se pagaba pues cuando tenían un bancal no decían alquilado, no decían alquilado aquí. Daban, no sé, vosotros tampoco sabéis lo que es un celemín, media fanega, fanega, más o menos.

Entrevistador: Lo hemos oído pero no se crea.

Bueno, pues es una, es una vasija de madera, y eso daba, pues al dueño del bancal de 4, llenaban 4 y 1 para el dueño del bancal de trigo de cebada, de centeno. La avena que era, aquí lo que más se sembraba era trigo y cebada, el trigo lo llevaban a moler, a Casas de Ves, que había un molino, llevabas tu trigo, te molían tu trigo y te traías tu harina. Y en la oliva la llevaban a la almazara. Que aquí había dos, pero luego ya no, eso y de tu oliva te daban el aceite. Y la cebada era para hacerle a los cerdos la comida. Y para echarles a las caballerías cuando era invierno, eso, cuando había poca paja, se lo mezclaban con cebada para que, aquí se decía, cebá, no se decía cebada, pero bueno.

 

(Juventud- Fotografías)

RECUERDO DEL RÍO

Pues esto es el recuerdo que yo tengo desde primero esa, y luego en la presa que había ahí debajo. Y que era la que iba el agua a la central, esa que cuando, cuando de eso, una hermana de mi madre se casó con un portugués. Esa está bajo el agua porque cuando embalsaron, volaron lo que era la presa y lo que es la casa. Que habían también 3 turnos trabajando para subir o bajar compuertas, si venía mucha agua, tenían que bajarlas y se iba por el río, y si no, el canal siempre tenía que llevar la misma. Entonces, si sobraba, pues tenían que echarla a la presa y la volaron y se quedó, pero había como hay como un corazón. Aquello era, pues un adorno para eso y esta, cuando baja el embalse, se ve como un corazón que quiere decir, pues eso, de tipo corazón, que era pues como un adorno allí para eso. Nosotros bajábamos a merendar cuando nos parecía allí, a merendar, vámonos al corazón a merendar. Es que hace como un corazón y está ahí, estaba perfecto. Que cuando baja el embalse está perfecto. Y a la central también íbamos a merendar. Que esta de aquí, pues a paso largo, más de hora y media, pero en el 82 aquí cayeron, se calcularon unos 600 litros por metro cuadrado y se llevó toda la carretera que iba a la central. Que la central aún está, el edificio era un edificio precioso que si lo hubieran conservado ahí podían haber hecho un albergue o eso, pero como no lo han conservado, pues el techo, se ha hundido, las paredes no, y la carretera sí, hay que ir andando, pero yo la última vez que fui había por algunos sitios que queda un trocito de senda así. Pero antes iban los coches allí, pero nosotros íbamos andando. Nosotros no teníamos coche. En aquellos tiempos aquí había pocos coches.

Claro el corazón. Se estaban haciendo los tontos. Pues sí, ahí  he merendado muchas veces y esa era la, la casa de eso. Esto era el canal, esto era el canal que iba y de aquí, aquí estaba la presa que volaron cuando hicieron. Cuando embalsaron, claro. Sí, sí.

 

(Clandestinidad)

LA PIRENAICA

El dueño de esta casa porque yo la compré, tenía en la guerra coche y camioneta, que se la quitaron porque era rojo y oí aquí en esta casa la pirenaica.

Entrevistador: ¿Qué es eso?

Pues una emisora española que era clandestina, que hablaban de la, esa. ¿Cómo se llamaba? No me sale, Dolores, Dolores y de Carrillo, de ese, y aquí, pero ponían muchas interferencias y decían, las emisoras españolas, solo saben decir, Beba Coca-Cola está deliciosa.

Pero les hacían eso, muchas interferencias, pues para que no se oyera, pues como yo tenía las mismas ideas que tengo ahora y mi padre tenía las mismas que yo, pues no me creía lo que decían aquí y me creía más lo que decían, lo que podíamos oír ahí, porque ya te digo que hacía muchísimas interferencias y se oía fatal. Bueno, entonces sí, pero bueno, ya tenía las ideas fijas, aunque ahora ya no creo en políticos. Porque para mí son todos iguales ya, son todos iguales lo que dicen hoy mañana dicen lo contrario y hacen lo que han dicho que no van a hacer.

 

(Fotografías - Juventud)

FOTOGRAFÍAS

Pues esta foto, esta era mi mejor amiga que se ha muerto, pobrecita mía, y este era un chico que había venido a trabajar a la presa y no sé qué fotógrafo había y nos dijo poneros ahí, que os hago una foto y ya está, es así.
Entrevistador: ¿Pero, qué recuerdas de ese día?

Pues eso, que estábamos. Juntarnos los chicos con las chicas era la fuente por la tarde, si no, si estaba el cántaro lleno, tirábamos el agua para irnos a la fuente y estábamos allí. Vino el fotógrafo y nos dijo, poneros ahí, que os haga una foto y ya está. Y este chico, pues cuando se terminó la obra se fue, claro, porque aquí no.

Entrevistador: ¿No duró el noviazgo?

Si no era novio nuestro, era un amigo, él le gustaba otra chica amiga nuestra. Pero a la madre de esa chica no le gustaba él.

 

INCENDIO EN LA IGLESIA

Ahí en la Iglesia, dentro de la Iglesia donde está la capilla del Santo Cristo, hay un sótano que he bajado muchas veces antes de eso, y en el sótano había una piedra. Y dicen que en el año, ¿860 fue cuando nació la abuela? Bueno, el año del cólera dice que los que se morían, muchos no les daba tiempo a enterrarlos y los tiraban allí a la fosa esa. Y vinieron, y como entonces entraba todo el que quería y eso, levantaron y echaron papeles encendidos y se pegó fuego y a partir de entonces ya no se ha podido bajar porque yo bajaba y allí había muertos en la pared que uno estaba con el dedo así. Yo sí, he bajado muchas veces, pero yo soy muy atrevida y como no les tengo miedo a los muertos porque los muertos no hacen nada, los que hacen son los vivos, pero los muertos no, pero bueno. Bueno, no sé, era eso, pues es una fosa allí grande, que decían, que seguramente habían echado alguno vivo porque una vez de las que abrieron para echar otro, sabía que se había sentado en la escalera. Pero a lo mejor era una leyenda. No sé.

 

(Río)

NADAR EN EL RÍO

Aquí todos los chicos sabían nadar. Mis hermanos sabían nadar. Mi padre sabía nadar, mi abuelo sabía nadar, pero nosotras no, porque las chicas no podíamos ir a bañarnos.

Entrevistador: ¿No podíais?

No nos dejaban. Los chicos, sí, pero las chicas no, porque entonces era así. Entonces era así.

Entrevistador: ¿Nadar?

No, no, no nos dejaban ir a bañarnos, entonces no podíamos aprender a nadar, no nos dejaban bañarnos para que nos aprendiéramos a nadar, claro, los chicos cruzaban el río en mis hermanos, mi padre y nada, y las chicas no.

 

(Catástrofes naturales)

RIADAS

Cuando éramos pequeñas aquí había un puente que cruzaba el río y luego el canal para ir a la otra parte en los carros y los coches y vino una riada y se lo llevó, esa no la vi yo, luego lo arreglaron, pero después vino otra y ya se la volvió a llevar y ya no lo arreglaron, hicieron un badén. Pero aquí, cuando nosotros éramos pequeñas el carro de mi casa, ahí la primera casa que habéis pasado, la rambla, que están esos baladres floridos. Se llevó el carro que aún no ha aparecido, y en el 82 que estaba yo aquí, que es cuando se calcularon 800 o 600 litros. Mi coche se quedó en el garaje 15 días que no pudimos salir, en 15 días, tuvimos que subir andando, por el camino y nos llevaron en un tractor a Casas Ibáñez hasta que pudo venir mi hijo de Valencia por nosotros. Aquí esto era. Esto quedó hecho polvo de desolado del todo, pero tú imagina, 600 litros por metro. Si no el río no iba a subir aquí está claro, pero aquí era como como un río todo, era, ese año fue el año que sé que reventó la presa de Tous. Y aquí le faltó el bordillo de la presa para saltar. Que si hubiera saltado el socavón que hicieron, que hicieron las piedras que caían de la Rambla de arriba en el encabezado de la piedra se había llevado toda el agua, y aún había pasado más, pero es cuando se llevó la carretera que iba a la central, un puente que había que bajaban de una aldea que se llama la pared, para eso, se lo llevó también y bueno, un desastre, y en Cofrentes que iban a trabajar a la nuclear se llevó el puente y se llevó a 2 o 3 que pasaba el coche. Claro, no sabía que se había ido al puente y se lo llevó, y aquí solo pudo abrir 8 metros la compuerta, pequeña a mano, porque como se fue la luz las otras cualquiera las mueve, que hay dos más.  Y salía que se llevaba en frente y yo decía, se va a llevar Molinar todo porque bajamos al día siguiente a verlo. Madre mía, lo que eso y chopos enteros, pinos enteros, hicieron parapeto. Yo me fui a verlo cómo salía del trozo de túnel que hay e hizo un ruido y es que rompió un chopo de los que había tan grande y saltó el agua por encima. Yo me creía que es que se hundía el túnel del ruido que hizo.



AHOGADOS EN EL RÍO (Relación con la de Miguel)

En el río se ahogó el marido de una tía mía y el hijo de 13 años, pero por falta de serenidad. Porque mi tío, el hijo, no sabía nadar. Mi primo no sabe nada, pero mi tío sí y venían con leña. Que aquí decían una almadía por el río y mi tía y mi abuelo estaban en esta parte y ellos echaban una cuerda y traían la eso. Y la corriente se los llevó, mi tío se creyó que se los iba a tragar la compuerta. Se echó a la, mi primo al hombro y se ahogaron los dos, pero luego la leña. Cuando llegó a la caseta. Qué era eso, allí se quedó, no sé, no se la tragó la corriente.

 

(Río - Transporte - Oficios)

TRONCOS EN EL RÍO

Mi padre era maderero y le llamaban almadía. Mi padre hacía una corta enfrente de la huerta que teníamos nosotros, que era la huerta somera y eso es como enfrente. Y él y la madera la tenían que bajar por el río y mi padre y mis hermanos la bajaban. O sea que, los ataban con cuerdas es que no me acuerdo ahora cómo se llamaba de madera, hacían como un arco y ponían un, un palo en un frente y otro en otra parte. Y con una cuerda se ponían allí, pero bueno, eso era en invierno porque en verano ellos lo cruzaban, nadando, pero en invierno se ponían allí, se metían en eso que parecía un arco y con la cuerda los unos les tiraban y lo pasaba al otro lado. O sea que eso, fíjate, eso lo he mamado. Hacían una corta porque aquí había subasta de esparto, subasta de resina, subasta de, de pinos, de espliego, este Ayuntamiento de pastos para el ganado porque aquí había muchos ganado, y a cada uno le pagaba un trozo, este Ayuntamiento era rico, pero rico, el más rico de la provincia de Albacete. Eso a ver el que más da y el que más daba  eso y luego cogía el esparto y se lo llevaba. O el espliego, o los pastos del ganado para que pastaran su ganado. Mi padre nos los cortaba, mi padre los bajaba por el río, pues cortarlos los cortaban otros, él los ataba con cuerdas y los bajaban hasta ahí hasta la presa que ahí lo sacaban.

 

(Río - Pescar)

PESCAR EN EL RÍO

Y también cogía peces en el río. Había como una especie de isla pequeñita y mi abuelo, de eso que hacen los cestos, de sarga, hacía un ansón, se decía, que era como un cono y por la boca tenía, hacia adentro y le entraban los peces ahí, luego ya no sabían nadar, salir, y mi padre traía los cubos llenos y le dábamos a todo el barrio. Entonces no había licencia, de no pedir licencia a nadie, podía pescar todo el mundo que quisiera y como quisiera y con una red que se llama trasmallo. La tiraban, pero luego ya lo prohibieron. Y la sacaban  y salía llena, aquí les decían luinas, pero yo no sé qué clase es.

 

VILLA DE VES PRESENTE Y FUTURO

Esto si hubiera habido un alcalde. Con un par de cojones como el que había en Alcalá hace años, no hubiera llegado a lo que ha llegado. Pero los alcaldes de aquí todos han ido a hundir esto, no querían que esto existiera, pero habemos 4 cabezotas que somos de aquí y hemos dicho, esto va a seguir y otros que han venido, que también tienen interés por que siga así.

Entrevistador: ¿Porque no querían que esto...?

Pues no lo sé. No sé porque tenía, pero ningún alcalde que ha habido ha hecho nada aquí, al contrario, lo que eso, pero bueno, da igual, sí. Eso sí. Llenarse los bolsillos
 

Bookmark and Share

Arriba Enviar a un amigoEnviar a un amigo Volver AtrásVolver Atrás

 PresentaciónTemasBúsquedaRetratosCEDOBIProyectosNormasContactoEnlaces | Mapa Web | Aviso Legal | Política de Cookies
Instituto de Estudios Albacetenses "Don Juan Manuel" - 2015
Esta página esta optimizada para navegadores Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0
Diseño y Desarrollo web Im3diA comunicación