Temas

Comercio y Empresa - Hostelería


Josefa Ramirez Verdejo

Josefa Ramirez Verdejo

Sus padres eran los dueños de la posada de Pétrola. Durante toda su vida se dedicó a trabajar,  limpiando y cuidando de sus padres y sus dos hijos. Falleció el 12 de enero de 2016. Fecha de entrevista: 10/06/2015
Instante: 00:31:00 Ver Fragmento
Y nos pasó una cosa. Como mi padre se iba a jubilar, pues enntonces mi marido se hizo la matrícula de la posada para que le dieran la paga. Y un día vino uno de Hacienda con una citación. Fuímos allí, y mi marido callado porque era un miedoso. Nos dijo que teníamos una denuncia porque teníamos una fonda y  estábamos pagando como una posada.
Instante: 00:03:22 Ver Fragmento
¿A qué se dedicaban sus padres? Teníamos una posada. Venía gente a comprar azafrán, jamones, sacos de cebada…La tierra no la trabajaba porque no le gustaba. Mi madre ha trabajado como una negra, y darle a toda la gente. Entonces venían a cobrar la contribución a los pueblos y a lo mejor se pasaban ocho días.
Instante: 00:17:03 Ver Fragmento
En esa calle, a la entrada, que ahora es un banco, ahí había un casino y ese era el casino republicano, el de izquierdas. Y en frente de la Iglesia estaba el otro, el de las derechas. Pero las mujeres no iban, no? Las mujeres en la casa, y a críar hijos. Hala! Siete u ocho… No teníamos lavadero por aquí cerca.
Antonia Rubio Correoso

Antonia Rubio Correoso

Antonia ha pasado toda su vida trabajando. Empezó de niña siendo criada y niñera hasta que, junto a su marido, empezó a llevar su propio bar. Y siempre compaginando el trabajo fuera de casa con el trabajo doméstico, criando a ocho hijos. Fecha de entrevista: 11/06/2015
Instante: 00:21:39 Ver Fragmento
¿Y cuándo volvió usted a trabajar porque usted ha tenido un bar, no? Cuando tenía dos o tres chiquillos. Lo pusimos en una cochera de allí de la Corredera que nos dejó un amigo de mi marido. Mi marido era muy trabajador. A su jefe le pidió cuartos para comprar vino y allí todos estuvimos trabajando para enjabelgarlo.
Instante: 00:10:44 Ver Fragmento
¿Y cuándo volvió usted a trabajar porque usted ha tenido un bar, no? Cuando tenía dos o tres chiquillos. Lo pusimos en una cochera de allí de la Corredera que nos dejó un amigo de mi marido. Mi marido era muy trabajador. A su jefe le pidió cuartos para comprar vino y allí todos estuvimos trabajando para enjabelgarlo.
 PresentaciónTemasBúsquedaRetratosNormasContactoCEDOBIEnlaces |Mapa web | Aviso legal | Política de Cookies
Instituto de Estudios Albacetenses "Don Juan Manuel" - 2015
Esta página esta optimizada para navegadores Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0
Diseño y Desarrollo web Im3diA comunicación