Temas

Sociedad - Situación de la mujer


José Colmenero López

José Colmenero López

Maestro y director del colegio de Higueruela. Creador de la revista cultural Stizerola. Promotor y dinamizador de la vida cultural de su pueblo. Falleció el 10 de julio de 2015 Fecha de entrevista: 17/11/2014
Instante: 00:09:04 Ver Fragmento
las mujeres se dedicaban al cuidado de los hijos y al cuidado del hogar; también al cuidado de los animales domésticos, se encargaban de engordar al cerdo, si había gallinas cuidarlas...y de mantener la casa limpia, preparar la comida... En sus ratos libres estaban entre sus tareas bordar, hacer punto, remendar...
Pedro Delegido Cantos

Pedro Delegido Cantos

Natural de Bonete. De profesión transportista.Emigró a Alicante por motivos de trabajo y vivió allí durante muchos años.En la actualidad está jubilado y vive en Bonete, que es dónde siempre ha querido vivir. Fecha de entrevista: 06/02/2015
Instante: 00:10:19 Ver Fragmento
Había tres filas de bancos. En la primera se ponían las chavalas que no tenían novio; en la segunda, los novios ya; y en la tercera, las guardianas, las que iban solamente a cotorrear allí, las viejas. En aquel entonces la luz eléctrica venía de Higueruela y nada más se movía el aire y se caía un palo nos quedábamos sin luz.
Tomás Arnedo Gil

Tomás Arnedo Gil

Natural de Alpera. Licenciado en Derecho, se ha dedicado profesionalmente a la agricultura. Fue juez de paz y presidente de la Cámara Agraria. Fecha de entrevista: 03/02/2015
Instante: 00:25:33 Ver Fragmento
Para mí lo fundamental es que la mujer ahora tiene una preponderancia y una actividad loca. Más que los hombres, aunque  las faenas en el campo las sigan haciendo los hombres.
Rosario Requena Bordallo

Rosario Requena Bordallo

Mujer emprendedora,  abrió una librería y juguetería, de la que se ocupó hasta su jubilación,trabajando duro para sacar a sus hijos adelante.Actualmente participa en diversas actividades culturales,viaja y disfruta de la vida. Fecha de entrevista: 16/06/2015
Instante: 00:06:22 Ver Fragmento
¿Se compraron la casa? No. después de doce años la dueña de la casa donde estábamos de alquiler nos dijo que la quería vender porque quería hacerle un piso a su hija arriba de su casa. Y nos la vendió por 80.000 pesetas y nos dio dos años para pagarla. Y sólo teníamos ahorrado 20.000 y entonces mi marido dijo si no me voy a a Francia  esto no lo pagamos.
Instante: 00:09:44 Ver Fragmento
En aquella época fue una decisión muy valiente porque no era habitual que las mujeres abrieran un negocio Y luché mucho. El local lo encontré en la calle Virgen de Gracia, número 13. Que aún lo tengo, ahora lo tengo alquilado. Y a todo esto me llevé la máquina para seguir cosiendo porque si no entraba gente aprovechaba para coser. Era librería y juguetería.
Instante: 00:29:37 Ver Fragmento
¿Y si pudiera retroceder cambiaría algo de su vida? la primera que me cambiaría sería yo. Me gustaría tener 40 años menos para poder vivir la vida que hay hoy en día en Caudete. Disfrutar de todo lo que se hace en esta Casa de la Cultura. Yo las veo y paso envidia, de los teatros y todas las cosas que hacen.
Josefa Ramirez Verdejo

Josefa Ramirez Verdejo

Sus padres eran los dueños de la posada de Pétrola. Durante toda su vida se dedicó a trabajar,  limpiando y cuidando de sus padres y sus dos hijos. Falleció el 12 de enero de 2016. Fecha de entrevista: 10/06/2015
Instante: 00:08:23 Ver Fragmento
Y cuándo dela escuela ¿a qué se dedicó? Pues ahí en la casa, trabajando más que una negra. Porque la casa era muy vieja, pero como era pública había que limpiar. Me quedé de fregona. Todos mis hermanos se buscaron un enchufe menos yo, que estaba siempre allí con mi madre, hasta los 38 años.
Instante: 00:17:52 Ver Fragmento
las mujeres en la casa, y a críar hijos. Hala! Siete u ocho… No teníamos lavadero por aquí cerca. Cuando había ropa grande, de sábanas y eso nos íbamos al campo que había una zona con muchas losas. Iba un hombre y cobraba 5 ó 10 céntimos a cada uno porque se encargaba de limpiar, era un poco marusango… de la acera de al lado… Pero vivíamos bien, dentro de todo, vivíamos bien.
Instante: 00:30:29 Ver Fragmento
¿Y algo que le hubiera gustado hacer? Pues es que no he sido ambiciosa. desde que nací  fui la esclava del desierto, siempre metida ahí (en referencia a la posada).  la casa era una posada y teníamos que tenerla limpia. Y nos pasó una cosa. Como mi padre se iba a jubilar, pues enntonces mi marido se hizo la matrícula de la posada para que le dieran la paga.
Consuelo Gandía Campos

Consuelo Gandía Campos

Empezó ayudando de chiquilla en la alpargateria de su padre y continuó trabajando toda su vida, limpiando, sirviendo,en la vendimia...etc.Ama de casa, madre de dos hijos y entusiasta de su pueblo. Fecha de entrevista: 10/06/2015
Instante: 00:08:45 Ver Fragmento
¿Cuándo se fue de casa de sus padres? ¿Cuándo me fui? No me he ido nunca. Me casé y me quedé allí. Mi marido se iba al campo a coger esparto y a hacer hoyos y yo me quedaba allí pues a hacer alpargates. ¿Cómo conoció a su marido? A mi marido le conocí en el pueblo. Pues ná, uno más. Nos hicimos novios y ya está. Él iba  a segar, a coger esparto...
Instante: 00:09:34 Ver Fragmento
¿Pudieron comprarse una casa o  la alquilaron? Vivíamos de alquiler. la casa vino...Madre mía! No trae tela eso... El por la mañana cogía su bicicleta y se iba a trabajar a lo que tocara, porque él era muy trabajador. Y yo me quedaba en casa, limpiaba y ordenaba un poco la casa y luego me iba a casa de mis padres, a ayudarles un poco y luego ya  comíamos allí.
Instante: 00:15:03 Ver Fragmento
Y un lavadero hermosísimo, con una cantidad de agua que caía! Allí ibas a lavar y ni lavadora, ni suavizante ni nada. Como aquello con jabón de sosa, se quedaba la ropa...que cuando te acostabas en las sábanas daba una sensación de limpieza... Que las sábanas no había más que aquéllas, que había que lavarlas, tenderlas y cuando se secaban las ponías otra vez.
Antonia Rubio Correoso

Antonia Rubio Correoso

Antonia ha pasado toda su vida trabajando. Empezó de niña siendo criada y niñera hasta que, junto a su marido, empezó a llevar su propio bar. Y siempre compaginando el trabajo fuera de casa con el trabajo doméstico, criando a ocho hijos. Fecha de entrevista: 11/06/2015
Instante: 00:06:12 Ver Fragmento
Me acuerdo que un día de la Purísima estaba allí mi novio  y me dijo: Mira, si no te vas de esta casa no vengo aquí más. Y yo se lo dije a mi madre: Madre, mire lo que me ha dicho Antonio. Y mi madre me dijo: Pues vas a hacer que estás mala y no vas a trabajar. Y entonces me fui a mi casa y mi madre le dijo que se buscara a otra porque mi Antonia no va a ir más.
Instante: 00:13:33 Ver Fragmento
¿Y cómo se divertían en aquella época si es que tenía tiempo para divertirse? Qué lástima! En aquella época no ibas a ningún lado, si tenías un poco de tiempo pues a tomar un poco el sol. No es como ahora que no se recoge nadie, todo el día por ahí. Entonces tenías que hacer tus comidas, tus cenas... tenías que tener arreglados y limpios a tus criaturas.
Delirio Uribelarrea López

Delirio Uribelarrea López

Persona muy implicada socialmente durante toda su vida. Ha trabajado en el voluntariado de distintas asociaciones.Madre de familia y mujer comprometida con las causas de los más desfavorecidos. Fecha de entrevista: 09/06/2015
Instante: 00:11:39 Ver Fragmento
¿dede estudiar porque se puso a trabajar, fue una decisión suya...? Yo no he trabajado nunca. Yo estuve en la casa de mis tíos hasta que me casé.
Instante: 00:14:32 Ver Fragmento
Teníamos también las conferencias de San Vicente de Paúl y es cierto que la juventud tuvimos oportunidad de tomar contacto con la pobreza y con la miseria de la postguerra. Todo eso a mí me ayudo mucho a concienciarme y por eso ahora me indigno mucho cuando veo que la gente vuelve a pasar miseria.
Instante: 00:21:00 Ver Fragmento
¿A su marido le gustaba la política? Si, mucho. Él era de Don Juan, franquista no fue nunca. ¿Y ese interés se lo contagió él? Pues sí, lo que pasa es que él era mucho más conservador que yo. Nosotros hemos sido un matrimonio de mucho hablar, y de dialogar.
Instante: 00:27:21 Ver Fragmento
¿Cómo ves a la juventud hoy en día, qué consejo les darías? Yo soy una enamorada de la juventud. Me da rabia cuando la gente dice que la juventud hoy en día está… la juventud está estupendamente. Es culta y está preparada, menos los pobres que no han podido.
Adela Arráez Silvestre

Adela Arráez Silvestre

Enfermera de profesión, se considera una mujer adelantada a su tiempo y que siempre ha hecho lo que ha querido. Fecha de entrevista: 09/06/2015
Instante: 00:03:49 Ver Fragmento
Mi padre era muy liberal. Nunca le oí decir que la única salida para una mujer era el matrimonio. Siempre nos decía que teníamos que poder defendernos nosotros mismos. ¿Eso no era muy normal en esa época, no? No, yo he sido muy liberal. desde jovencita, yo no he sido de mi época. He vivido en mi época y he tenido que hacer lo que me decían, pero no lo pensaba así.
Instante: 00:08:07 Ver Fragmento
Donde yo iba a trabajar que era el " 18 de Julio" en el momento en que te casabas tenías que salir de allí. Tenía ese reglamento. Yo esperé que se casara una compañera y cuando ella se fue entré yo, en el 56. Pero durante esos tres años estuve de modista y enseñando el corte porque mi padre me hizo que hiciera de todo.
Instante: 00:11:36 Ver Fragmento
¿Qué recuerda de cuándo empezó a trabajar, cómo era su trabajo? Yo estudié para curar, pero en aquella época mi trabajo consistía en ponerle la bata al médico, servir al médico, hacer recetas…Lo que te mandaba el médico. la mujer no estaba valorada.
Instante: 00:13:45 Ver Fragmento
¿ Y cuando usted se casó se tuvo que ir del hospital cumpliendo las normas? Cinco meses antes de casarme, que fue en mayo del 66, salió una ley que suprimía esa condición y equiparaba a la mujer en derechos.
Instante: 00:17:48 Ver Fragmento
Además de trabajar, ¿se ocupaba usted de las tareas de la casa? Si. Lo único que me venía mal era hacer la comida, y eso me lo hacía mi madre y después me lo hizo mi suegra, porque yo salía de trabajar  a las 2 o las 3 de la tarde, comía, y después me iba a poner inyecciones toda la tarde hasta las 10 de la noche. ¿Su marido encontró luego trabajo? Dónde lo llamaban.
Enrique Armengol

Enrique Armengol

Se crió en Hellín con su abuelo, con el que por las noches escuchaba  Radio Pirenaica. Emigró a Madrid muy joven, dónde estudió y trabajó como funcionario de Correos, pero nunca se desvinculó de Hellín. Se casó con una hellinera y retornaron en cuanto tuvieron oportunidad. Hellinero cien por cien,  es conocedor de costumbres, tradiciones, parajes, etc. etc.
Instante: 00:04:23 Ver Fragmento
las mujeres que estaban picando el esparto, después resulta que no las habían asegurado, habían trabajado treinta años y no habían cotizado nada más que un mes, pero bueno, cosas así. Se vivía de eso y después del pequeño comercio, no había industria, estaban las dos cerámica, dos o tres, cerámicas que había y una fábrica de licores también creo recordar.
 PresentaciónTemasBúsquedaRetratosNormasContactoCEDOBIEnlaces |Mapa web | Aviso legal | Política de Cookies
Instituto de Estudios Albacetenses "Don Juan Manuel" - 2015
Esta página esta optimizada para navegadores Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0
Diseño y Desarrollo web Im3diA comunicación