Temas

Familia


Antonio Moreno García

Antonio Moreno García

Nació en Hellín, ciudad de la que se siente enamorado y de la que ostenta, con orgullo merecido, el título de Cronista Oficial . Miembro fundador del Instituto de Estudios Albacetenses, es un infatigable e inquieto amante de su pueblo y de todo lo que sea potenciar y difundir la cultura de su tierra. Fecha de entrevista: 20/11/2015
Instante: 00:00:03 Ver Fragmento
Me llamo Antonio Moreno García, nací en Hellín, en el año 1940, tengo un hermano mellizo, no gemelo, mellizo y los dos estamos en la diáspora, es decir, que las circunstancias de la vida nos han tenido que  hacer salir de nuestro sitio de origen,  y mis padres se llaman Rosario García Córcales y mi padre Antonio Moreno Martínez, ha sido Guardia Civil durante toda su vida, su ...
Instante: 00:10:02 Ver Fragmento
¿Y cómo eran las relaciones entre los vecinos en medio de tanta necesidad? Pues estaban tan sumamente vivas y presentes y perennes en la vida cotidiana de los vecinos, que la gente de nuestros vecinos formaban parte de nuestra familia eran como familia.
Pedro Cantos Sáez

Pedro Cantos Sáez

Trabajador de la industria cerámica y sindicalista. Fundador de la UGT y del Partido Socialista en Almansa. Fue concejal en la primera Corporación democrática. Fecha de entrevista: 09/06/2015
Instante: 00:00:07 Ver Fragmento
¿Sus padres eran de aquí? Mis padres eran de Almansa. Lo que pasa es que mi padre era ferroviario y en esa época estaba en Arcos de Jalón, en la provincia de Soria, de la MCTA. Mi madre vino a dar a luz a Almansa. Por los recuerdos que tengo, ya empezada la guerra civil.
Instante: 00:02:17 Ver Fragmento
¿Y por qué dejó de estudiar tan pronto? ¿Fue una deicisón suya o porque hacía falta ayuda en casa? Porque la familia necesitaba. Mi padre al terminar la guerra civil estuvo detenido unos tres años, yo no sabía por qué porque no nos lo habían explicado.
Instante: 00:05:54 Ver Fragmento
¿ Por qué nació en usted esa inquietud de ser sindicalista? Ese es un tema crucial en mi vida. Como he dicho antes a mi padre lo detuvieron al terminar la guerra civil, Cuando salió de la cárcel intentó reincorporarse a Renfe pero no lo readmitieron hasta varios años después.
Instante: 00:10:46 Ver Fragmento
¿Y cuándo se fue usted de su casa, cuándo se casó? Nos casamos en el año 60. Coincidiendo con ese momento hicimos una cooperativa de viviendas. La empresa  nos cedió los terrenos y los materiales (luego se lo pagamos) y allí cerca de la fábrica construimos las viviendas.
Antonia Rubio Correoso

Antonia Rubio Correoso

Antonia ha pasado toda su vida trabajando. Empezó de niña siendo criada y niñera hasta que, junto a su marido, empezó a llevar su propio bar. Y siempre compaginando el trabajo fuera de casa con el trabajo doméstico, criando a ocho hijos. Fecha de entrevista: 11/06/2015
Instante: 00:00:10 Ver Fragmento
Me llamo Antonia Rubio Correoso. Nací en el Hondón, en Chinchilla. Mis padres eran de aquí y yo he vivido toda mi vida en Chinchilla. Cuénteme qué recuerdos tiene de su infancia, de su barrio, de dónde vivía... Allí nací, y allí me crié. El Hondón estaba lleno de cuevas. Me acuerdo que tenía yo 10 años y vivíamos en la cueva que ahora tiene Doña Carmina.
Instante: 00:06:12 Ver Fragmento
Me acuerdo que un día de la Purísima estaba allí mi novio  y me dijo: Mira, si no te vas de esta casa no vengo aquí más. Y yo se lo dije a mi madre: Madre, mire lo que me ha dicho Antonio. Y mi madre me dijo: Pues vas a hacer que estás mala y no vas a trabajar. Y entonces me fui a mi casa y mi madre le dijo que se buscara a otra porque mi Antonia no va a ir más.
Instante: 00:07:38 Ver Fragmento
Yo no me casé, entonces nos juntábamos, porque yo salí preñá. Era mi novio más guapo y más apañaó. Me fui de casa de mis padres cuando me fui con él, y  no nos dieron nada!  ni una cama donde acostarnos. Di a luz en una cama vieja de mi suegro. Y a los tres días de parir, que tenía una anemia tremenda, mi  madre le pidió a una vecina dos litros de leche para dármelos.
Instante: 00:12:47 Ver Fragmento
¿Cuántos hijos ha tenido? Ocho. Y allí en la samba no había pozo porque eso eran cocheras. Pero como no teníamos agua ni na, teníamos que ir a la fuente con un cántaro. ¿Y cuándo dejó usted de trabajar? Yo he criado ocho hijos y nadie me ha ayudado a nada.
Instante: 00:21:15 Ver Fragmento
¿Cuántos nietos tiene usted? Yo tengo 16 y 10 bisnietos. No los tengo aquí, los pequeños están todos por ahí. Aquí están los grandes que ya no hacen caso. ¿Qué consejo le daría usted a los jóvenes? Uhhh yo les diría que trabajaran y fueran más decentes.
Pedro Delegido Cantos

Pedro Delegido Cantos

Natural de Bonete. De profesión transportista.Emigró a Alicante por motivos de trabajo y vivió allí durante muchos años.En la actualidad está jubilado y vive en Bonete, que es dónde siempre ha querido vivir. Fecha de entrevista: 06/02/2015
Instante: 00:00:11 Ver Fragmento
Soy Pedro Delegido Cantos. Nací el 7 de Febrero de 1937. Hijo de Antonio y Mª Isabel. Con dos hermanas, una mayor que yo que se llama Trinidad, y una menor que se llama Isabel. ¿Nació usted en Bonete? Sí Y sus padres también? Sí Hábleme de su infancia.
Instante: 00:02:26 Ver Fragmento
Bien. Mucho dinero no había porque en aquella época había poco dinero, pero para comer sí que había. Mi padre era agricultor y teníamos un par de mulas y cogíamos trigo, cebada…Engordábamos dos gorrinos y después se hacía la matanza. Y el hambre, que en el pueblo ¡había mucho!, en mi casa no se pasó.
Instante: 00:06:23 Ver Fragmento
Claro! Yo tenía aquí mi novia. Me fui de soltero con 22 años a la mili y volví con 24, y luego fue cuando me fui de chófer pero ya tenía aquí a la novia. ¿Se fue con usted? No, no, no… Cómo tocábamos mucho Madrid yo pasaba por Bonete día sí y día no. Y daba la casualidad que tenía a la novia pegada a la carretera. Venía a mi casa y cenaba, pero ya había visto a mi novia.
Instante: 00:07:41 Ver Fragmento
Aquí, porque me apunté a un piso y hasta que no me lo dieron no me pude ir a Alicante. Viví aquí ya casado pues unos dos años y luego ya me trasladé a Alicante con mi mujer. Cuando me fui de aquí ya tenía yo a mi hija, que tenía un año y medio o así, y aún estuve un año más haciendo la ruta.
Instante: 00:26:45 Ver Fragmento
Te voy a decir otra cosa. Las ganas de cantar ee me fueron las ganas de cantar porque se me fue lo que más quería. A mi madre también la quería, pero no es lo mismo el cariño de la madre que el de la mujer. ¿Que tengo que seguir viviendo? Pues sí. Ahora tengo otra pareja, pero cada día me acuerdo de lo que me tengo que acordar porque yo fui muy feliz con mi mujer, pero me la quitaron.
Tomás Arnedo Gil

Tomás Arnedo Gil

Natural de Alpera. Licenciado en Derecho, se ha dedicado profesionalmente a la agricultura. Fue juez de paz y presidente de la Cámara Agraria. Fecha de entrevista: 03/02/2015
Instante: 00:00:11 Ver Fragmento
Mi familia era de Alpera, pero cuando mi madre se puso casi de parto coincidió con una cacería célebre y el doctor de Alpera,  al que le gustaba mucho la caza y además era familia de mi madre, le dijo: Si quieres estar bien asistida vete a la aldea y allí te atiendo a ti y a las perdices. En Alpera tuvimos al número uno de la Facultad de Medicina de Madrid.
Instante: 00:20:51 Ver Fragmento
Estuve en Madrid haciendo oposiciones a abogado de Estado. Y llegué incluso a hacer silla, aguanté hora y media en el tribunal. Pero se puso mi padre enfermo y como la finca tenía cierta categoría como para poder vivir de ella me volví. Y una vez en Alpera pues ya me desambienté un poco.
Instante: 00:21:12 Ver Fragmento
¡No os imagináis la labor que hice como juez de paz porque me dio por defender a todo mi pueblo! Me di cuenta de que donde podía hacer cosas por mi pueblo era en el acto de conciliación. Los iba citando y mi estrategia consistía en  quitar méritos al que llevaba razón, y al otro le decía: "pero si eres una animal, si le has abierto un ventanal en frente de su patio".
Delirio Uribelarrea López

Delirio Uribelarrea López

Persona muy implicada socialmente durante toda su vida. Ha trabajado en el voluntariado de distintas asociaciones.Madre de familia y mujer comprometida con las causas de los más desfavorecidos. Fecha de entrevista: 09/06/2015
Instante: 00:00:12 Ver Fragmento
Mis padres eran de Alpera y mi abuelo por parte de mi padre de un pueblo de Bilbao. ¿Y cuándo se vino a Almansa? Yo me vine a Almansa a los nueve años con un tío mío, hermano de mi padre, al que se le había muerto un niño pequeño. Y como mi tía se puso un poco desquiciadilla me vine para quince días, pero ya no me fui. Toda la vida he vivido en Almansa.
Instante: 00:01:14 Ver Fragmento
¿ A qué se dedicaban sus padres? Mi padre se dedicaba al negocio que tenía mi abuelo, a la piedra; echaba el baladre en las vías, esa piedra pequeña. Pero antes de la guerra, cuando llegó la gran depresión perdieron la empresa y entonces mi padre se colocó de alguacil en el Ayuntamiento. Y mi madre tenía una panadería.
Instante: 00:08:48 Ver Fragmento
¿Cuando se vino a Almansa se trasladó toda su familia o se vino usted sola? No, me vine sola. Mi tío era jefe del depósito de máquinas. Aquí lo fuerte era el calzado y la Renfe, concretamente los ferrocarriles de Madrid-Zaragoza-Alicante. Y aquí había muchísimos ferroviarios, rara es la familia antigua que no tuviese a alguien en la Renfe.
Instante: 00:12:28 Ver Fragmento
¿Cómo conoció a su marido y a qué edad se casó? Yo me integré muy pronto en Acción Católica. Era una asociación seglar de la Iglesia y tenías que pasar por varias fases: estaban los aspirantes, que eran de los 14 a los 18, y luego ya pasabas a joven con la insignia azul y cuando te casabas te la cambiaban ya por la insignia dorada, que era la de casada.
Instante: 00:15:44 Ver Fragmento
A mi marido lo conocí porque también era de la Juventud. Me llevaba seis años. Hacían unos carteles donde ponían las películas del cine que se podían ver y las que no. Las granates eran que no y las rosas que sí. Luego ya lo cambiaron por apta, no apta y con reparos. Él era el que se encargaba de preguntar a los censores la clasificación para poner luego el cartel en la parroquia.
Instante: 00:16:58 Ver Fragmento
Nos casamos en agosto del 58, con 23 años. Y entonces ya nos fuimos a vivir juntos; mis suegros tenían una planta baja y nos hicieron arriba un piso. Y ahí hemos vivido y sigo viviendo. Bueno una temporada nos fuimos porque mi suegra era una suegra, suegra…Y mi marido y yo nos fuimos dos o tres años, hasta que lo pusimos ya a nuestro nombre.
Instante: 00:21:00 Ver Fragmento
¿A su marido le gustaba la política? Si, mucho. Él era de Don Juan, franquista no fue nunca. ¿Y ese interés se lo contagió él? Pues sí, lo que pasa es que él era mucho más conservador que yo. Nosotros hemos sido un matrimonio de mucho hablar, y de dialogar.
Instante: 00:27:21 Ver Fragmento
¿Cómo ves a la juventud hoy en día, qué consejo les darías? Yo soy una enamorada de la juventud. Me da rabia cuando la gente dice que la juventud hoy en día está… La juventud está estupendamente. Es culta y está preparada, menos los pobres que no han podido.
Adela Arráez Silvestre

Adela Arráez Silvestre

Enfermera de profesión, se considera una mujer adelantada a su tiempo y que siempre ha hecho lo que ha querido. Fecha de entrevista: 09/06/2015
Instante: 00:00:14 Ver Fragmento
¿Ha vivido siempre aquí? ¿No ha tenido nunca la inquietud de salir de aquí? Tuve inquietud de irme en una época, cuando acabé la carrera, pero entonces el que mandaba en casa era mi padre y no me dejó. ¿Cuándo empezó a ir a la escuela? Pues de bien pequeña, pero como era la guerra pues la escuela estaba en las calles, y ni siquiera eran maestras las que daban clases.
Instante: 00:02:08 Ver Fragmento
Muy buena, aunque estaba la guerra. Mi padre era un contable que trabajaba mucho. Iba a la fábrica de calzado de aquí, a Coloma. Era listísimo sin haber estudiado, y nunca nos faltó de nada, ni en la guerra, ni antes ni después. Lo único es que era un poquito recto, había que hacer lo que él decía. ¿Y qué estudió luego? Cuando terminé yo quería ser comadrona.
Instante: 00:03:49 Ver Fragmento
Mi padre era muy liberal. Nunca le oí decir que la única salida para una mujer era el matrimonio. Siempre nos decía que teníamos que poder defendernos nosotros mismos. ¿Eso no era muy normal en esa época, no? No, yo he sido muy liberal. Desde jovencita, yo no he sido de mi época. He vivido en mi época y he tenido que hacer lo que me decían, pero no lo pensaba así.
Instante: 00:05:47 Ver Fragmento
¿Se hablaba en su casa de política? Nunca. Nunca supe que mi padre era una cosa que me enteré después. Él era republicano, pero jamás se habló de política. Me enteré ya de muy mayor y en una época en la que daba lo mismo. Yo no soy republicana. Yo soy de derechas. Yo me crié en una época y era franquista.
Instante: 00:09:43 Ver Fragmento
¿ A qué edad se fue usted de casa de sus padres? Uhhh, muy mayor, a los 35 años. Yo conocí a mi marido y me enamoré de él, pero como no lo querían no me daban permiso y como entonces la mayoría para poder casarse eran los 26 pues me esperé, pero me casé con quien quise, cuando quise y cómo quise. ¿Quién no lo quería? Mis padres, mi familia. En realidad como padres llevaban razón.
Instante: 00:13:45 Ver Fragmento
¿ Y cuando usted se casó se tuvo que ir del hospital cumpliendo las normas? Cinco meses antes de casarme, que fue en mayo del 66, salió una ley que suprimía esa condición y equiparaba a la mujer en derechos.
Instante: 00:16:26 Ver Fragmento
¿ Y cómo fueron los años de noviazgo, cuándo conociste a tu marido… cómo os divertiáis? Nos íbamos al Principal, al cine, al baile…nos dábamos vueltas por el jardín. No teníamos otra cosa. Como las enfermeras éramos un poco así más modernitas, nos íbamos a la sesión vermut los sábados y los viernes al mediodía.Y reuniones en casa, bajo vigilancia de los padres, claro.
José Colmenero López

José Colmenero López

Maestro y director del colegio de Higueruela. Creador de la revista cultural Stizerola. Promotor y dinamizador de la vida cultural de su pueblo. Falleció el 10 de julio de 2015 Fecha de entrevista: 17/11/2014
Instante: 00:00:16 Ver Fragmento
Pero mi madre se fue a casa de su madre porque entonces lo habitual era que los niños naciéramos en la casa y no en la clínica. Y por éso nací en la casa de mi abuela Mercedes, en Higueruela. Voy cumplir 71 años y en este tiempo, la mayor parte de mi vida, tanto profesional como personal y afectiva, la he desarrollado en Higueruela. Es un pueblo con el que me siento absolutamente vinculado.
Instante: 00:06:24 Ver Fragmento
A los niños se les tenía una consideración infinitamente menor de la que se les tiene ahora. Un niño era casi como un mueble y si podían ayudar en algo pues se les recababa para que trajeran un canterito de agua e incluso para que ayudaran en las tareas del campo. Tengo amigos que a los  8 ó 9 años los llevaban ya de gorrineros a alguna finca sólo por lo que era el sustento, la costa.
Instante: 00:07:07 Ver Fragmento
Los hombres hacían un tipo de vida adecuado a la luz solar:. Se madrugaba mucho, se  hacía un desayuno recio; como el campo no estaba al lado del pueblo, se tardaban varias horas en llegar al puesto de trabajo, o bien en caballería o bien andando... Y ya se llevaban la comida para mediodía y después, al caer el sol, regresaban a casa.
Instante: 00:09:04 Ver Fragmento
Las mujeres se dedicaban al cuidado de los hijos y al cuidado del hogar; también al cuidado de los animales domésticos, se encargaban de engordar al cerdo, si había gallinas cuidarlas...y de mantener la casa limpia, preparar la comida... En sus ratos libres estaban entre sus tareas bordar, hacer punto, remendar...
Enrique Armengol

Enrique Armengol

Se crió en Hellín con su abuelo, con el que por las noches escuchaba  Radio Pirenaica. Emigró a Madrid muy joven, dónde estudió y trabajó como funcionario de Correos, pero nunca se desvinculó de Hellín. Se casó con una hellinera y retornaron en cuanto tuvieron oportunidad. Hellinero cien por cien,  es conocedor de costumbres, tradiciones, parajes, etc. etc.
Instante: 00:00:24 Ver Fragmento
Mis padres, mi padre era de aquí de Hellín, nacido aquí en Hellín en la Calle del León, Barrio Cerro Barbudo y mi madre era de un pueblo, Riópar, de una aldea de Riópar, de Lugar Nuevo exactamente.
Instante: 00:00:40 Ver Fragmento
Mi padre era agente comercial, pero en aquel entonces, cuando, antes de nacer yo y después de nacer, pues trabajaba de oficinista, lo que antes se llamaba oficinista, y mi madre sus labores y aparte de eso, ayudando en el comercio de ventas al por menor.
Instante: 00:01:03 Ver Fragmento
Vamos a ver, pues nosotros éramos tres hermanos, dos varones y una hembra y mi padre tenía dos hermanos más y mi madre tenía muchos hermanos, pero tuvimos poco trato con ellos, porque vivían fuera, no había mucho roce.
Instante: 00:01:28 Ver Fragmento
Bueno pues sí, los recuerdos más emotivos eran más con mis abuelos, más que con mis padres, sobre todo con mi abuelo.
Instante: 00:04:55 Ver Fragmento
Vamos a ver, vivir se vivía en la calle, yo mi experiencia en aquel entonces yo vivía más con mis abuelos que con mis padres y entonces mi abuelo se dedicaba a su comercio, él iba de agente comercial vendía y ya está, y mi abuela tenía un puesto, no en la plaza, no dentro de la plaza del mercado, si no en los alrededores; entonces ese puesto se abría por las mañanas a las nueve de la ...
Instante: 00:06:24 Ver Fragmento
ya te digo que yo vivía más con mis abuelos que con mis padres, porque mis padres hubo una temporada que se tuvieron que ir fuera de Hellín a trabajar, fue quizá antes de la emigración, se fueron a un pueblecito, se llama Almendricos que está por Murcia.
Instante: 00:14:32 Ver Fragmento
Si, tuvimos dos allí en Madrid y uno aquí y la nenica aquí y la nenica aquí, porque  mi mujer tenía ganas de una nenica y dice "hombre ahora en Hellín ya con la ayuda de mis padres" y sí. - Una hellinera.
José Requena Requena

José Requena Requena

Ha sido agricultor y policía local de Caudete.Gran conocedor de la vida y costumbres de su pueblo. Fecha de entrevista: 16/06/2015
Instante: 00:00:24 Ver Fragmento
¿Cuénteme qué recuerdos tiene de su infancia, de la vida en familia, de su casa...? En la infancia, estuve yendo al colegio unos cuatro o cinco años. Luego ya por circunstancias porque aquí en el pueblo no había mucha comida, y en mi casa éramos cinco hermanos y sólo mi padre traía un jornal a casa porque trabajaba de capataz fumigador, pero con ese sueldo teníamos que vivir  siete.
Instante: 00:08:25 Ver Fragmento
¿Cuándo se casó usted y cuándo se fue de casa de sus padres? Me fui de  casa de mis padres cuando me casé. Entonces tenía 28 años. Como mis padres no tenían bienes pues yo no pude llevarme bienes. Un año o dos antes de casarme tuve que buscarme la vida y un señor me propuso llevarle dos o tres fincas "a terraje".
Instante: 00:11:02 Ver Fragmento
¿Se pudieron comprar una casa? Cuando me casé una tía mía me dejó una casa a rento, pagaba muy poco. Pero entonces como llevaba lo del campo, me tuve que comprar una máquina, una mula, y no podía meterme en un piso. Y entonces decidí hacerme una casa, que es donde vivo aún. Y lo primero fue comprar el solar, que me acuerdo que me costó 16.000 pesetas, a 2.
Ramón Gómez López

Ramón Gómez López

Albañil,  cultivador de champiñón y otros oficios,trabajó también restaurando monumentos. Persona muy activa en la conservación y promoción de las tradiciones de Chinchilla. Fecha de entrevista: 11/06/2015
Instante: 00:00:29 Ver Fragmento
¿A qué se dedicaban sus padres? Mi padre se jubiló en una calera que había aquí y previamente había trabajado en el campo de mulero. ¿Fue usted al colegio? Mi pobres padres no sabían leer ni escribir y él dijo: Tengo cuatro hijos y por lo menos van a aprender a leer y a escribir y así lo hizo. No tenemos carrera ninguno, pero los cuatro hemos sabido defendernos.
Instante: 00:19:51 Ver Fragmento
Uh madre mía! los apodos... A mi me llaman mascaricas. Porque a los 8 años me dio la meningitis y la bronquitis y me dieron por muerto. Hubo junta de médicos, según me contó mi padre, y le dijeron que no había solución. El caso es que no me morí y me recuperé.
María Isabel González

María Isabel González

La música es su pasión. Fue profesora hasta los 70 años y sigue tocando el piano todos los días. Conoce y es conocida por infinidad de hellineros que pasaron por sus aulas. Participó en la película  “Amanece que no es poco” en el personaje de la pianista, y cuenta que fue una gran experiencia. Fecha de entrevista: 22/02/2017
Instante: 00:00:43 Ver Fragmento
Pues mi madre era de aquí de Hellín, además muy hellinera y mi padre era de Badajoz, de Zafra, de donde, el Conde de la Corte de los Toros. Vino aquí al Banco Español de Crédito y se casó con mi madre y aquí se quedó, ¡muy querido por todo Hellín! - ¿Y su familia? ¿eran muchos hermanos? - ¿Míos? - Si - Pues yo tenía dos y yo tres, dos hermanos y yo.
Juan Rubio Puertas

Juan Rubio Puertas

Nació en Montalvos  y se crió en una familia de diez hermanos que vivían de la agricultura. Fue poco a la escuela porque estalló la guerra cuando tenía 10 años, pero  en su familia siempre se potenció la lectura, su hermana Pilar escribía teatro y su hermano Rodrigo ganó varios premios literarios, entre otros, el Premio Plantea en 1965.
Instante: 00:00:46 Ver Fragmento
¿Eso era lo que había? Yo cogí la edad más mala porque tenía diez años cuando empezó la guerra. Hemos sido diez hermanos, uno ya murió en la guerra de África, que por eso hay calle de Juan Rubio no por mí, sino por el hermano que murió en la guerra de África.
Instante: 00:06:55 Ver Fragmento
¿Y a qué jugaban ustedes? Jugar, jugar, cuando se lo cuento a mis nietos, dicen yayo tú has sido  feliz hasta la infancia.
Instante: 00:23:10 Ver Fragmento
¿Y cuántos hijos ha tenido? Dos hijas, una es maestra, y la otra hizo la carrera de Historia, pero hizo oposiciones y está en el Ministerio de Sanidad de Valencia, tiene un cargo bueno. ¿Juan, volviendo al tema de su hermano Rodrigo, cuando empezó su hermano Rodrigo a escribir? Cuando ya me dice es que me encuentro muy mal, me duele mucho.
Instante: 00:28:30 Ver Fragmento
Cuando ganó el premio fue un cambio de vida para él muy grande, porque en aquel tiempo no era mucho eran 200000 pesetas, pero ya se compró un piso y se compró un apartamento en Cullera y ya fue cuando empezó a salir con la mujer que hoy es su viuda y se casó y ha tenido dos hijos.
Instante: 00:28:55 Ver Fragmento
Juan me gustaría mucho que nos hablara usted ahora de los recuerdos que tiene de la guerra, dice usted que tenía 10 años.
Instante: 00:30:12 Ver Fragmento
¿Y el Montalvos, en Montalvos hubo frente o…? El Montalvos era todo una familia, porque yo todos los hombres que eran de la edad de mi padre para mi eran tíos, el tío cinco duros, el tío Pedro Roso, todos eran tíos, porque es que eran familia, allí es que no se quedaban unas familias sin comer si las otras tenían comida, era un pueblo pequeño, pero para mí el pueblo, mira si es, que he ...
Instante: 00:32:56 Ver Fragmento
¿Hubo represalias? No, un pueblo muy pequeño se puede decir que casi todos eran familia, siempre se destaca algún caciquillo de esos que quiere, que vamos que tienen la cabeza vacía, pero que quieren figurar, porque el que tiene conocimiento, si metían a uno en la cárcel si no era primo hermano era primo segundo y así eran la familia en el pueblo.
Instante: 00:34:26 Ver Fragmento
Entonces toda esa familia de la que hablaba, la de  los pastores, la familia de los Abarcas que he escrito otra cosa que se llamaba" Apodos" que ignoran nombres, yo me he venido del pueblo sin saber cómo se llamaban tres personas, uno que le decían Tres Chavos y otro que le decían el Faril, no sé los nombres, porque se les nombraba por el apodo, entonces quiero decir que era un pueblo, que ...
Rosario Requena Bordallo

Rosario Requena Bordallo

Mujer emprendedora,  abrió una librería y juguetería, de la que se ocupó hasta su jubilación,trabajando duro para sacar a sus hijos adelante.Actualmente participa en diversas actividades culturales,viaja y disfruta de la vida. Fecha de entrevista: 16/06/2015
Instante: 00:01:30 Ver Fragmento
¿Cómo recuerda la vida familiar? Muy bien. He tenido una familia y una niñez muy buena. Entones corríamos mucho por la calle y jugábamos con mucha libertad, no era como ahora con tanto coche. ¿ A qué jugaban? A la comba, al truque, a las bolas… a lo que venía cada temporada. A tentetieso, a marro… ¿Empezó entonces siendo niña a trabajar? Empecé a los trece años.
Instante: 00:03:40 Ver Fragmento
¿ A qué se dedicaban sus padres? Mi padre tenía un ganado de cabras y yo antes de irme a la sastrería tenía que hacer dos viajes por el pueblo a repartir leche. Llevaba las lecheras, iba a las casas dejaba la leche, volví a mi casa, me las volvían a llenar y volvía a bajar. Y a las 9 empezaba a trabajar en la sastrería y eso tenía que hacerlo antes.
Instante: 00:05:40 Ver Fragmento
¿ A qué edad se casó usted y cómo conoció a su marido? Pues a mi marido lo conocí en el cine España que había. Lo ví dos butacas delante y me gustaba. Y él también dice que cuando iba a trabajar, que él era jornalero del campo, se salía para verme pasar con las lecheras cuando era chiquilla. Era el destino. Nos casamos yo con 28 y él con 30.
Instante: 00:06:22 Ver Fragmento
¿Se compraron la casa? No. Después de doce años la dueña de la casa donde estábamos de alquiler nos dijo que la quería vender porque quería hacerle un piso a su hija arriba de su casa. Y nos la vendió por 80.000 pesetas y nos dio dos años para pagarla. Y sólo teníamos ahorrado 20.000 y entonces mi marido dijo si no me voy a a Francia  esto no lo pagamos.
Instante: 00:14:21 Ver Fragmento
Supongo que por el hecho de tener una tienda habrá conocido a todos los vecinos y vecinas de Caudete, ¿cómo es el carácter de la gente? Pues para mi muy bueno. Yo soy muy conocida. De mote nos dicen Los Abanillas, para los jóvenes soy Rosario la de la tienda.
Instante: 00:24:40 Ver Fragmento
¿ Le gusta a usted la política? ¿Se hablaba en su casa de política? No, porque vi sufrir tanto a mis padres. Mi padre fue uno de los fundadores de la casa del pueblo. Mi padre no quería nada más que ayudar a los pobres. Y después de guerra no lo denunciaron y en cambio en guerra, fue mi padre un día al ayuntamiento a decirle al alcalde lo que estaban haciendo y lo encerró.
Josefa Ramirez Verdejo

Josefa Ramirez Verdejo

Sus padres eran los dueños de la posada de Pétrola. Durante toda su vida se dedicó a trabajar,  limpiando y cuidando de sus padres y sus dos hijos. Falleció el 12 de enero de 2016. Fecha de entrevista: 10/06/2015
Instante: 00:03:04 Ver Fragmento
Mi padre no se enteraba de nada. Le teníamos mucho respeto.  Mi madre era una persona buenísima del tó, de lo que no se ve. ¿A qué se dedicaban sus padres? Teníamos una posada. Venía gente a comprar azafrán, jamones, sacos de cebada…La tierra no la trabajaba porque no le gustaba. Mi madre ha trabajado como una negra, y darle a toda la gente.
Instante: 00:09:05 Ver Fragmento
¿Dónde conoció a su marido? Y cómo se conocieron? Bufff…Como esto es pequeño. Él no era de mi cuadrilla era de otra. Y mis amigos comentaban: madre mía que hemos estado aquí guardándolas y nos han traicionado,  con el primero que aparece… Y nos dejamos a los guardianes de toda la vida. Y me hice novia de mi marido. ¿ A qué se dedicaba su marido? Pues a trabajar.
Instante: 00:15:26 Ver Fragmento
¿Cuántos hijos tuvo usted? Dos. Pero tuve muy mal empiece porque tuve dos hijos muertos. Di a luz en mi casa, no había otro sitio. Aquí había médico, comadrona y practicante. Asistencia médica nunca nos ha faltado aquí Hemos sido un pueblo muy organizado. Yo no he estado en otro, pero…Antes había más comercios que ahora. Trabajan mucho la libreta...
Instante: 00:17:52 Ver Fragmento
Las mujeres en la casa, y a críar hijos. Hala! Siete u ocho… No teníamos lavadero por aquí cerca. Cuando había ropa grande, de sábanas y eso nos íbamos al campo que había una zona con muchas losas. Iba un hombre y cobraba 5 ó 10 céntimos a cada uno porque se encargaba de limpiar, era un poco marusango… de la acera de al lado… Pero vivíamos bien, dentro de todo, vivíamos bien.
Consuelo Gandía Campos

Consuelo Gandía Campos

Empezó ayudando de chiquilla en la alpargateria de su padre y continuó trabajando toda su vida, limpiando, sirviendo,en la vendimia...etc.Ama de casa, madre de dos hijos y entusiasta de su pueblo. Fecha de entrevista: 10/06/2015
Instante: 00:08:45 Ver Fragmento
¿Cuándo se fue de casa de sus padres? ¿Cuándo me fui? No me he ido nunca. Me casé y me quedé allí. Mi marido se iba al campo a coger esparto y a hacer hoyos y yo me quedaba allí pues a hacer alpargates. ¿Cómo conoció a su marido? A mi marido le conocí en el pueblo. Pues ná, uno más. Nos hicimos novios y ya está. Él iba  a segar, a coger esparto...
Instante: 00:10:58 Ver Fragmento
¿Y usted cuántos hijos tuvo? Dos mi Pepe y mi Pepa. Mire usted tener dos hijos y ponerles José y Josefa.
Instante: 00:16:44 Ver Fragmento
¿Y cuándo se fue usted con su marido, su casa tenía más comodidades? Una casa sin agua corriente, sin váter y sin nada. Mi marido cuando venía de segar, para ducharse ponía  yo agua a calentar, se metía en un barreño grande y yo con el jarro lo enjabonaba y lo lavaba...esa era la ducha. Pero él cuando venía del campo todos los días se tenía que duchar.
Instante: 00:18:17 Ver Fragmento
¿Hubo mucha gente que tuvo que emigrar? Mucha, a Elda, a Elche... mucha. Había mucha gente pobre que tenían muchos hijos porque como no había trabajo en algo se tenían que entretener. Pues en éso, en traer hijos! Pa nuestra vejez, decían. Había familias que tenían diez u once hijos! ¿Y usted  dónde dio a luz? En mi casa.
Santiago Nuñez Delicado

Santiago Nuñez Delicado

Natural de Hoya Gonzalo. De profesión albañil, agricultor y viticultor. Creador de la colección etnográfica de su pueblo. Autor del libro "Forja de un pueblo, historia y postguerra". Fecha de entrevista: 06/02/2015
Instante: 00:20:17 Ver Fragmento
No me he parado a estudiarla. Casi nunca se ha casado gente de Hoya Gonzalo e Higueruela. Últimamente hay algunos matrimonios, pero antiguamente no. Con gente del Villar, de Pétrola, Casas de Juan Núñez, Chinchilla, sí, pero de Higueruela no. Con Higueruela las distancias las hemos medido siempre.
Instante: 00:22:21 Ver Fragmento
Muchas veces lo he pensado… Las casas, dónde se meterían los 1.800 habitantes que tuvo Hoya Gonzalo en los años 30. En una casa que eran cinco o seis y tenían dos dormitorios e incluso eran capaces de alquilar a un matrimonio recién casado una habitación y dormir ellos en otra o en la cuadra o en el pajar. Era así.
Lorenzo Alberca Martínez

Lorenzo Alberca Martínez

Nació el dia 7 de julio de 1914 en Arenales de San Gregorio (Ciudad Real). Falleció el 4 de enero de 2005.Fué capitán de la 11 Brigada Internacional. Se casó en Madrigueras (Albacete) donde estableció su domicilio, tuvo tres hijos y desarrolló distintas actividades laborales.
Instante: 00:28:51 Ver Fragmento
¿Qué cambiaría si pudiera retroceder en el tiempo? ¿Tomaría las mismas decisiones? De mi vida personal... de aquellos años, ni de los del medio, ni de los de hoy, que ya tengo 85 años, no cambiaría nada de lo que yo tengo dentro. Antes de los 20 años yo ya había  trabajado en muchas cosas.
 PresentaciónTemasBúsquedaRetratosNormasContactoCEDOBIEnlaces |Mapa web | Aviso legal | Política de Cookies
Instituto de Estudios Albacetenses "Don Juan Manuel" - 2015
Esta página esta optimizada para navegadores Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0
Diseño y Desarrollo web Im3diA comunicación